Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DESCUBREN MATERIAL GRÁFICO Y DOCUMENTAL ENTRE LOS RESIDUOS

Abren expediente al encontrar pruebas en el vertido de la Vall

El Seprona investiga este hallazgo y el que tenía restos de uralita denunciado este mes

El concejal de Sostenibilidad de la Vall d'Uixó confirma que en el vertido ilegal sobre todo hay mucha ropa. MÒNICA MIRA

Tanto el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó como el Seprona inician una investigación sobre el último vertido incontrolado aparecido en el término municipal, tras ratificar que se encuentra en esta localidad, justo en el límite con Nules. El concejal de Sostenibilidad, Fernando Darós, acudió ayer a la zona donde fue testigo de la incidencia, que ya han trasladado a la Policía Local para que trate de identificar al autor o los autores.

En la visita realizada, como detalló el edil, pudieron recabar diversas pruebas, como documentos y algunas fotografías que podrían ayudar a la hora de localizar, al menos, a los propietarios de los residuos, que no tendrían por qué coincidir con los responsables del vertido, aunque al menos tienen una pista importante a la hora de empezar el trámite para reclamar responsabilidades.

Sospecha inicial

Darós comprobó in situ que entre el montón de basura hay, sobre todo «mucha ropa», pero también un par de colchones, juguetes, unos cuantos muebles e incluso la estructura metálica de varias lavadoras que habrían tirado allí, posiblemente, después de quedarse con todas las partes aprovechables. Por el tipo de vertido, el edil se reafirma en la sospecha de que lo más probable es que lo haya efectuado alguien que ha vaciado una casa y, al no tratarse de una actividad regulada, no ha querido efectuar una gestión legal de los desechos para no ponerse en evidencia.

También confirmó que la basura se encuentra en una parcela apartada «que no es fácil de localizar», porque no está en una zona de paso, ya que hay que acceder a través de un camino privado.

Mientras la Policía Local ejecuta sus pesquisas, al trascender la noticia por la denuncia de un vecino a través de Mediterráneo, la unidad especial de la Guardia Civil, el Seprona, también se ha interesado por el asunto. Ayer trasladaron a una patrulla hasta el lugar para hacer un informe, al igual que hicieron en su momento con el vertido que también se localizó en la Vall a principio de mes gracias a la advertencia de un senderista. De ese caso preocupan algunos materiales encontrados, como restos de uralita, que contiene amianto, una sustancia contaminante. Desde Seprona confirman que también lo investigan para dirimir responsabilidades.

Compartir el artículo

stats