Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IMPREVISTOS DE ÚLTIMA HORA

Vigas en mal estado retrasan la reforma del juzgado de paz en la Vall d'Uixó

Ha sido necesario reinstalar el sistema de comunicación de la policía ubicado allí

Las obras en el juzgado de paz encaran su recta final tras dos imprevistos. Mònica Mira

Las obras de reforma del juzgado de paz de la Vall D'Uixó se han retrasado respecto de los plazos de ejecución anunciados por un imprevisto que ha obligado a ampliar la intervención. Cuando la empresa concesionaria se disponía a completar la impermeabilización de la cubierta, descubrió que las vigas centrales estaban en muy mal estado, lo que ha obligado a cambiarlas por completo.

El problema fue detectado cuando al quitar el falso techo quedaron al descubierto las mencionadas vigas. Para solucionar la incidencia, se hacía imprescindible quitar todas las tejas de la cubierta, rehacer el techo y los elementos deteriorados, impermeabilizar y colocar las tejas. Según precisan desde el Ayuntamiento, «el techo era antiguo, de cañizo y madera», razón por la cual las humedades que afectaban de manera generalizada al edificio habían incidido especialmente en las partes que no están a la vista.

La tecnología también ha supuesto una ampliación del proyecto inicial de reforma. Como detallan desde el consistorio, «ha sido necesario contratar a una empresa especializada, porque en esa casa estaba ubicado el sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) de telecomunicaciones que da servicio a los servidores y sistemas de transmisión de la Policía Local».

Más presupuesto

Para no provocar ninguna interrupción del servicio policial ha sido imprescindible ejecutar una reinstalación. Estas cuestiones han supuesto un aumento del presupuesto base, razón por la que el equipo de gobierno decidió destinar 20.000 euros del remanente de tesorería del 2021 a sufragar estos imprevistos.

Con todo, aseguran que esta semana han realizado ya el autonivelado del suelo y han comenzado a colocar el linóleo mientras empiezan a pintar. En esta fase, para evitar problemas futuros, han rascado las capas de pintura anteriores para renovarla por completo. Las obras, según el Ayuntamiento, están en su recta final. 

Compartir el artículo

stats