Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En el antiguo edificio de los pescadores

Burriana pide al Consell ubicar el ambulatorio en la Cofradía

El consistorio estudia dos vías para reactivar cuanto antes el servicio médico del Puerto

El inmueble necesitaría una inversión importante para adaptarlo a las normativas necesarias en materia de accesibilidad. | ISABEL CALPE

El Ayuntamiento de Burriana negocia con Generalitat la posible utilización del viejo edificio de la Cofradía de Pescadores como emplazamiento para el ambulatorio del Puerto, un servicio sanitario paralizado desde la pandemia porque el local actual no cumple los requisitos mínimos de ventilación. De este modo, la semana pasada se celebró un encuentro entre representantes municipales, de Conselleria de Sanitat, Puertos y la propia cofradía para seguir avanzando en la tramitación necesaria para obtener el inmueble.

La alcaldesa, Maria Josep Safont, explicó que «seguimos dando pasos importantes en el proceso para avanzar y conseguir cuanto antes el consultorio auxiliar para la zona del Puerto». De momento, el encuentro sirvió para clarificar cuestiones relativas al aspecto técnico de los pasos burocráticos, por lo que el consistorio deberá aportar, a lo largo de las próximas semanas, la documentación requerida por Sanitat para seguir.

Opciones encima de la mesa

La munícipe insistió en que «la prioridad es reactivar el servicio, por lo que seguimos tratando las dos opciones que hay sobre la mesa». Como ya avanzó Mediterráneo, hay conversaciones en marcha para obtener la cesión de la parcela situada al lado de la parroquia del Carmen (propiedad del Estado) para construir un polifuncional donde, entre otras cosas, situarían el centro médico.

No obstante, el equipo de gobierno no ha querido cerrar ninguna puerta y ven como alternativa viable, por su excelente ubicación y superficie, la localización en el edificio de la Cofradía de Pescadores. Situado junto a la avenida Mediterráneo, es un inmueble de dos plantas que, actualmente, está infrautilizado, por lo que el acuerdo supondría el reparto de estancias entre la entidad marítima y la prestación sanitaria.

Safont esgrimió que, pese a que el estado general de la construcción es favorable, «igualmente el consistorio tendría que realizar una inversión importante para adaptar las estancias a diferentes normativas, sobre todo, en materia de accesibilidad». Cabe recordar que las cuentas autonómicas reflejan una partida de 200.000 euros para este objetivo, un presupuesto que iría destinado al equipamiento del consultorio.

Compartir el artículo

stats