50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DOS DE LAS MÁS CONOCIDAS, LA DE LOS PELEGRINS DE LES USERES Y CATÍ, SERÁN LA PRÓXIMA SEMANA

Las romerías y rogativas del interior de Castellón vuelven a la normalidad: este es el calendario de los próximos meses

Portell, Forcall y Villores abren este sábado el ciclo con peregrinaciones a Sant Marc y a la Balma

Las rogativas y las romerías vuelven por todo lo alto en Castellón tras el fin de la pandemia. Javier Ortí

Fue en el lejano 2019 cuando la provincia de Castellón vivió su último ciclo de romerías, rollos y primes con normalidad. Este fin de semana, tras el parón pandémico, serán muchas las ermitas y peirons que volverán a iniciar la temporada de plegarias y peticiones divinas para que haya precipitaciones adecuadas y buenas cosechas. 

En las comarcas de Els Ports i el Maestrat, (en la provincia se celebran otras, como la Peregrinación por las Ermitas de l'Alcora, en l'Alcalatén, que es de las pocas de España con protagonismo femenino y que este año las 13 peregrinas son mujeres) las primeras romerías del interior de la provincia, comenzarán este sábado con las celebraciones en honor a Sant Marc. Así, los vecinos de Portell y Forcall honrarán al santo este sábado, Cinctorres, Ares y Olocau harán lo propio el domingo, mientras que Morella lo festejará el próximo lunes. También este sábado los vecinos de Villores irán al santuario de la Balma.

Ágape en señal de gratitud

Las eucaristías y bendición del término serán los actos principales junto a la entrega de los típicos rollos. En este sentido, en Els Ports, hay tradición de que los dueños de las masías cercanas a las ermitas o familias particulares que tengan alguna promesa den rotllos o primes a los asistentes como agradecimiento al Santo.

En la comarca de l'Alcalatén, la siguiente cita llegará el día 29 de abril con una de las rogativas más emblemáticas, els Pelegrins de les Useres. Las próximas paradas del ciclo llegarán el domingo 1 de mayo, cuando muchas localidades tienen programadas romerías. Morella celebrará Els Apòstols de la Llàcua, Cinctorres honrará a Sant Pere , Todolella irá hasta Sant Cristòfol o Sorita hasta el santuario de la Balma. Además, durante todo ese fin de semana, Catí celebrará la romería a San Pere de Castellfort, que este año conmemora el 701º aniversario.  

Las rogativas continuarán con la histórica peregrinación a Vallivana que completarán los vecinos de Morella el fin de semana del 7 y 8 de mayo, en los mismos días que en Olocau procesionarán a Bordón (día 7) y celebrarán la Virgen de la Naranja (día 8) o Sant Marc en la Mata (día 8). Cinctorres peregrinará a Sant Cristòfol de Todolella el día 7 y honrará a la Mare de Déu de Gràcia el 8, mientras que Ares hará lo propio con Santa Elena. Los vecinos de Forcall, por su parte, acudirán a Sant Cristòfol de Todolella el fin de semana del 14 de mayo y los de Villores a su Sant Joan. Los de la Mata procesionarán a Sant Cristòfol el día 21.

En junio, Vilafranca celebrará la Pascua del Llosar el día 6 y los Pelegrins de Portell realizarán la rogativa en sumo silencio hasta Sant Pere de Castellfort el 11 de junio. Tras la romería de Culla hasta Sant Joan de Penyagolosa el fin de semana del 17 y 18 de junio, Olocau cerrará el ciclo yendo en rogativa a su ermita de San Juan. 

Origen de las pereginaciones

 El origen de estas peregrinaciones tiene un carácter de petición divina. Otros motivos que explican la masiva asistencia de vecinos de Castellón son las promesas personales, o sencillamente el agradecimiento y devoción por los santos y vírgenes. Sin embargo, también hay muchos asistentes que acuden atraídos por la tradición, la fiesta y hermandad vecinal que se desprende en estos actos y que ya son motivo suficiente para participar.

Compartir el artículo

stats