Dos son las empresas, Montajes Baixauli S.L. y Abanizados Coop.V, que pujan por acometer las obras de regeneración urbana del barrio Pío XII de Almassora tras cerrar el Ayuntamiento el plazo de licitación de las obras de regeneración urbana de este distrito.

En estos momentos, el consistorio valora cuál de las dos ofertas es más rentable y adecuada a los requisitos marcados con la intención de que los trabajos puedan iniciarse durante el mes de agosto. 

La adjudicación tendrá en cuenta una serie de criterios basados, especialmente, en la mejor relación calidad-precio. Para ello, primará con un 80% el aspecto cualitativo de las mejoras propuestas y con 20% los criterios económicos. Es decir, los licitadores podrán conseguir hasta 80 puntos mediante la proposición de mejoras adicionales a las ya presentadas, y hasta 20 puntos si su oferta es la más económica para el Ayuntamiento sin exceder el presupuesto del contrato, que supera los 270.000 euros.

La zona de obras abarca las calles Valencia, Vila-real, Albocàsser, Cervera del Maestrat, San Rafael, Beatriu Civera, Matilde Lloria y la plaza de Carmelina Sánchez-Cutillas. Desde el consistorio recuerdan que la actuación, incluida en el presupuesto municipal de este año, está cofinanciada por los fondos Feder de la Unión Europea al 50%. 

Obra dialogada

El objetivo principal es mejorar las infraestructuras urbanas del distrito y la accesibilidad a la zona, pues presenta problemas derivados de instalaciones antiguas. Así, la remodelación atenderá a las propuestas recibidas en el Dia del Veí en Pío XII. El equipo de gobierno, apuntan, ha trabajado para solucionar las carencias urbanísticas encontradas, como aceras estrechas, pavimentos deteriorados o pasos de peatones y vados sin señalizar. Asimismo, la actuación renovará la red de saneamiento y de drenaje, así como la red de abastecimiento de agua potable ya que, actualmente, su infradimensión provoca un problema de insuficiencia hídrica. 

La reforma de firmes y pavimentos se llevará 94.963,08 euros y el cambio de la red de abastecimiento de agua potable otros 65.021,52 euros. El proyecto comenzará en agosto con las tareas de demolición (22.517,08 euros) y se prolongará hasta noviembre con la adaptación de la señalización a la normativa (12.400,26 euros).