Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SIGUE PROPAGÁNDOSE UN AÑO MÁS POR LA PROVINCIA

La sarna arrasa el 85% de las cabras hispánicas en el norte de Castellón

El sector de la caza señala a la Conselleria ante la «tardanza» para aplicar medidas contra su avance. Piden poner en marcha planes de reproducción cara al futuro ante la letalidad que tiene la enfermedad

La sarna está causando estragos en la población de cabras hispánicas del norte de la provincia. Javier Ortí

La sarna sarcóptica ya se ha cobrado el 85% de la población de cabra hispánica en el norte de Castellón. Así lo denuncian los cazadores y expertos del sector cinegético, que califican la situación de «dramática» por un daño que será irrecuperable y que se repite otro año más en la provincia sin atisbos de encontrarse demasiadas soluciones a corto plazo para desesperación del mundo de la caza.

La dolencia avanza de forma imparable saltando de coto en coto en todas las direcciones, tras detectarse la presencia de animales infectados en terrenos y zonas en los que hasta la fecha habían conseguido esquivar el impacto de la enfermedad. «La sarna ha arrasado todos los términos situados al norte de la provincia y ya se encuentra en Forcall, Morella, Ares y Catí», lamentan desde la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Forestal y Conservación del Medio Ambiente (Aproca).

El sector cinegético reconoce el trabajo de las brigadas antisarna, pero cree que llegan tarde. Javier Ortí

Protocolo tardío e insuficiente

Ante esa expansión de la sarna que parece no tener fin, cazadores y agentes cinegéticos coinciden en señalar a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural y Transición Ecológica como responsable por la «tardanza» a la hora de implementar medidas que contribuyan a paliar y mitigar el avance de la enfermedad. «Ahora han puesto unas brigadas especializadas que están trabajando muy bien con el reparto de pienso y la gestión de los ejemplares, pero la Generalitat ha llegado tarde. Milagros, por desgracia, no se pueden hacer cuando la sarna estaba tan repartida», señalan cazadores populares de la comarca de Els Ports. 

Otra de las consecuencias de la epidemia que provoca esta enfermedad tiene su consecuente implicación en el terreno de lo económico, como es el fin del turismo cinegético en Els Ports y la Tinença de Benifassà. Desde Aproca son tajantes: «Vistos los efectos de la dolencia en la cabaña de animales, damos por perdido el potencial que tenían los territorios del norte provincial para este tipo de caza que dinamizaba las economías locales del interior».

A tenor de la situación actual, la esperanza del sector recae ahora en el futuro, un horizonte que fijan a medio-largo plazo: en una década. En este sentido, según manifiestan los expertos consultados, «actualmente queda alrededor del 10% de ejemplares con posibilidades de preproducción, en un periodo de al menos 10 años». 

En busca de una «reacción»

Desde el colectivo de propietarios rurales esperan ahora una «reacción» de la Conselleria para que implemente planes de reproducción. «Creemos conveniente pensar ya en el día después y trabajar junto con la Administración para intentar incidir en planes de recuperación y devolver el esplendor que tuvieron los territorios de la provincia de Castellón gracias al macho montés», insisten. 

Compartir el artículo

stats