Julián Marín, de Almassora, se proclamó este domingo campeón del concurso de recortadores Juego de Tronos, de la XXVIII edición de la Pascua Taurina de Onda tras enfrentarse a tres de las vacas más temidas de la Comunitat Valenciana: Airosa, Montañesa y Millonaria, de los hierros Benavent, La Paloma y Fernando Machancoses, respectivamente.

Fue una mañana de emociones fuertes la vivida en el recinto multiusos de la Pascua. Los cuatro ganaderos cargaron al camión las reinas de la casa para recibir a los reyes dels bous al carrer. Abrió plaza Airosa (nº18) de Benavent con el almassorí, y los ondenses Samuel Valero y Lucas Fernández. Los locales probaron con el quiebro, pero fueron las largas rodadas de Julián las que se llevaron el pase a semifinales.

Complicado lo tuvo el jurado en el segundo grupo. Pintora (nº9), de Benavent, fue la bala guardada para sustituir a la dos veces campeona de la Pascua Poderosa. Las rodadas de Alejandro Abadía, de Nules, y los quiebros de Vicente Arnau, de Moncofa, dieron el pase a los dos recortadores sin desmerecer la actuación de Lucas Herrero, de Burriana.

Borja García, de Onda, y Wida, de Requena, pese a su buena actuación, lo tuvieron muy difícil en el tercer grupo por la gran actuación del vila-realense Sergi Cubedo, y el mando y saber estar en la plaza de Arponera (nº29) de La Paloma.

Picarilla (nº93) de Fernando Machancoses ofreció muy buen juego para dar el pase al turolense, de Puertomingalvo, Raúl Gil, y Agustín Sales, de Betxí. Fue un grupo de emociones fuertes. El ondense Dani Martinez, parado durante toda la semana por una lesión en la primera tarde de la Pascua, salió con ganas, pero poco pudo hacer tras ser volteado aparatosamente.

Montañesa (nº8), de La Paloma, la más parada del concurso, abrió la primera semifinal con Arnau y Abadía, quienes no pudieron terminar su última suerte por lesión, y Julián Marín, que con sus rodadas levantó el público.

En la segunda semifinal, la protagonista fue Pijotera (nº256) de Germán Vidal. Miedo y admiración. Cubedo, Gil y Sales estuvieron hechos unos jabatos y no se taparon ante una vaca veloz, con embestida cruzada y remates en tablas.

Millonaria (Nº10) de Fernando Machancoses, fue la vaca designada por la junta directiva para poner el colofón al concurso. Buena elección. Sin duda fue la mejor de la mañana. Puso la emoción en las fuertes arrancadas y su embestida cruzada, pero fue el valor y los conocimientos de Marín los que se hicieron con el trono. Resultado: primero Julián Marín, seguido de Raúl Gil y Sergi Cubedo. Además, el ganadero Fernando Machancoses (Cheste) quiso regalar la despedida de los ruedos de Sevillana (nº65).

Julián Marín posa con el trofeo que le acredita como el ganador del 'Juego de Tronos' de la Pascua Taurina de Onda. Jordi Juárez

Leyendas de Onda

Cesar Sánchez Fresi y Raúl Tauste hicieron revivir momentos pasados al respetable. Quiebros, rodadas y recortes con la clase y el temple de otra época. No podía salir una vaca más acorde que la reseñada por Germán Vidal.

Los locales César Sánchez y Raúl Tauste salieron ovacionados por su actuación. Jordi Juárez

Te puede interesar:

Desafío ganadero Reino de Aragón

Por la tarde se vivió un espectáculo diferente. Las tres ganaderías más importantes del valle del Ebro, Hermanos Ozcoz, Hermanos Marcén y Eulogio Mateo, destacadas en el circuito de los concursos de anillas, exhibieron sus mejores reses con libre participación del público. La vaca ganadora del desafío fue Milana II, del navarro Eulogio Mateo.