Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NUEVO TIPO DE TURISMO

Bodas 'made in' Benicàssim

La localidad costera se pone de moda para extranjeros que deciden casarse en este paraíso con encanto entre el mar Mediterráneo y las montañas del Desert de les Palmes

Darse el sí quiero junto al mar es muy romántico, pero si ya le sumas las montañas de fondo en un valle de ensueño se convierte en un destino de película para casarse; y más si eres extranjero.

Benicàssim está posicionándose para bodas de otros países que sueñan con una ceremonia en la playa. Algunos tienen algún vínculo con la zona, pero otros no y terminan decantándose por este enclave a través de portales tan utilizados como www.bodas.net.

Fue el caso de Emma y Edwards, que vivían en Nueva York pero se han trasladado actualmente a Irlanda, su país de origen. Los invitados eran todos de USA e Irlanda. La pareja tenía interés por la zona, «ya que el padre de la novia era un comercial de azulejos que conocía por este motivo Castellón», según explica la wedding planner, María José Agost. Este les recomendó la provincia y terminaron escogiendo Benicàssim. La boda fue en el Club Palasiet y se hicieron las fotografías en las instalaciones de este completo con vistas al mar, en la entrada de la vía verde y en la playa del Voramar.

Por otro lado, Valeria y Carlos, venezolanos, «buscaban València como destino y me los traje a Benicàssim», señala esta organizadora de bodas. «La pareja vive en Holanda y los familiares vinieron todos desde Venezuela, no conocían la zona y se casaron en el Monasterio». 

Esta pareja, residentes en Holanda, optó por el Monasterio. DIEGO DE RANDO

Los huertos de naranjos y la paella son otro de los atractivos. «Estamos poniendo de moda Benicàssim para casarse, la idea salió de Alicante, ya que hay mucha wedding planner allí. Creímos que también se podía traer a nuestra zona porque es un destino que les resulta muy atractivo porque tiene un clima, unas playas y una comida fabulosa».

«Empezamos en 2018-19, paramos un poco por la pandemia, pero ya hemos retomado las bodas en destino o turísticas». Además, «alucinan bastante con los precios. Tengo muchos novios de Holanda y Reino Unido y allí los menús rondan los 200-300 euros y tipo brunch, aquí unos 150 y más completas». 

Compartir el artículo

stats