Incentivar a las empresas para que se animen a instalarse en el interior. Esa es la principal reivindicación que lanza el alcalde de Catí, Adrià Puig, en su visita a la La Panderola, el magacín estrella de Medi TV, la televisión de Mediterráneo, con el objetivo de dinamizar y revitalizar esta zona de Castellón, muchos de sus municipios está afectados por la despoblación.

Como remarca el primer edil, el mal endémico que sufren este tipo de localidades es «la falta de trabajo», por lo que considera que es necesario «potenciar que las empresas vengan al interior». «Para eso, habría que beneficiarlas de alguna manera. No es lo mismo el trayecto de ir de Castelló al puerto que desde Catí al recinto portuario del Grau, por lo que las empresas que se instalan en el interior salen perjudicadas», opina.

Transporte público

Otro déficit que comparten estas localidades es la falta de unas mejores conexiones de transporte público. «Para ir hasta la capital en bus, por ejemplo, nosotros solo tenemos la línea Catí-Sant Mateu-Vinaròs, así que pierdes casi todo el día para desplazarte hasta Castelló», desgrana Puig, quien recalca que en esas condiciones es «un poco difícil» utilizar el transporte público.

Con 714 habitantes actualmente, según los últimos datos del INE, el alcalde cree que, para luchar contra el éxodo rural, Catí no aspira a tener de repente 1.500 habitantes, pero sí unos 800-900. «Con las casas que hay en el pueblo, algunas vacías, podríamos albergar a 100 personas más», dice.

Asentado en la alcaldía desde hace seis meses tras la renuncia de su predecesor, Pablo Roig, aún no confirma si se presentará a las elecciones. «Ya lo decidiremos más adelante», concluye Puig.