Alcalà sigue renovando su red de agua potable, dentro de las acciones del plan de mejora anual, a cargo de la concesionaria Facsa.

En la actualidad, se está llevando a cabo una reforma en el Paseo Héroes de Marruecos y varias calles adyacentes, donde ya se han instalado 664 metros de conducción, sustituyendo conducciones de diámetro 125 mm de fibrocemento por unas de 160 mm de polietileno. Con todo ello se logrará una mejora del servicio, gracias al aumento de presión, y se incrementará el rendimiento de la red al sustituir las antiguas conducciones por otras más modernas y de mayor diámetro. Así, se limitará al máximo las pérdidas de agua en las redes del abastecimiento. Por tanto, esta intervención repercutirá directamente en favorecer el cuidado del medioambiente.

Junto a esta remodelación de la red se ejecutará la colocación de 20 nuevas válvulas de seccionamiento, que permitirán sectorizar la zona para aislar averías sin que los vecinos se vean afectados y se modificarán más de 100 acometidas, eliminando las antiguas que se habían quedado obsoletas, adecuándolas a los usos actuales.

Además, aprovechando la actuación sobre las aceras en esta primera fase, Facsa llevará a cabo la renovación de 10 pasos de peatones adaptados, que dotarán a estas calles de medidas inclusivas de seguridad vial para la ciudadanía.

El alcalde, Francisco Juan Mars, acompañado por representantes de la empresa, como el director del Área de Abastecimientos, Pascual Maximino, y el coordinador de Zona de Explotaciones, Benjamin Eixarch, visitaron estas actuaciones para constatar el buen ritmo de esta primera fase, que concluirá el próximo mes.