Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puestos de difícil cobertura

Urgen incentivos para poder atraer médicos al hospital de Vinaròs ante la falta de psiquiatras

Seis de las 27 vacantes creadas para los facultativos se quedan sin cubrir

Imagen de archivo de la entrada del Hospital Comarcal de Vinaròs. Javier Flores

La falta de psiquiatras en la Unidad de Salud Mental del Hospital de Vinaròs, así como en el propio centro hospitalario, al haber seis facultativos de baja y solo uno ejerciendo, como denunció este miércoles el sindicato médico CESM-CV, ha puesto de manifiesto de nuevo el problema para cubrir puestos sanitarios que hay en este departamento de salud considerado de difícil cobertura. Esta situación provoca que se queden puestos por cubrir afectando a la asistencia que se presta al paciente.

Sin ir más lejos, de las 27 vacantes ofertadas al personal médico en el Hospital Comarcal de Vinaròs solo han sido cubiertas cuatro por bolsa y el resto han salido como imposible asignación para encontrar candidatos. Al final del proceso, según alerta CESM-CV, han quedado sin facultativo seis puestos de especialidades hospitalarias con los inconvenientes que estos genera en la atención.

«La gestión del personal médico por parte de la Conselleria de Sanitat perjudica de forma evidente a los hospitales periféricos, por lo que solicitamos que se definan las plazas de difícil cobertura y que las soluciones propuestas incluyan también incentivos económicos para cubrir estos puestos», indicaron desde el sindicato, al tiempo que insistieron en la necesidad de que estas plazas supongan una mayor puntuación a la hora de concursar u opositar.

Declaración de urgencia

El pasado mes de abril el pleno del Consell autorizó la declaración de urgencia en la tramitación del decreto para ocupar plazas de difícil cobertura, incorporando incentivos, y regular las alianzas estratégicas, la fórmula por la que los recursos asistenciales se desplazarán donde esté el paciente.

En virtud de la nueva norma, cubrir uno de los puestos con esta catalogación comportará una serie de beneficios: reducción del tiempo de permanencia necesario en cada grado para la progresión en la carrera profesional; ventajas de puntuación en los procesos de selección y provisión, así como prioridad en la participación de aquellas actividades formativas y de investigación. 

Compartir el artículo

stats