Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento decide dividir el proyecto en dos fases y fiar la segunda a la subvención del Ivace

La subida de costes obliga a la Vall a redefinir la obra del puente industrial: no hay ninguna empresa interesada

Las constructoras confirman que el presupuesto previsto está un 23% por debajo del precio actual

La construcción del puente industrial de la Vall se complica por el aumento de los precios de las materias primas. Mònica Mira

Ninguna empresa ha presentado oferta para construir el puente industrial de la Vall d’Uixó. Esta ha sido la desagradable sorpresa con la que se ha encontrado el Ayuntamiento cuando se ha cumplido el plazo establecido en el proceso de licitación de un proyecto que cuenta con un presupuesto de 1,4 millones de euros.

Un presupuesto que es insuficiente según han comunicado a la alcaldesa, Tania Baños, diversas constructoras, desde las que le han advertido de que la inversión de partida está por debajo de los costes actuales, en especial como consecuencia de la subida del precio del acero.

La reacción instantánea de Baños fue comunicar la situación a la Generalitat, que se hace cargo al 100% de esta obra. La respuesta, según la alcaldesa, fue inmediata: «No había inconveniente en aumentar la aportación, pero eso significaba tener que empezar de nuevo todo el procedimiento».

No hay tiempo que perder

Tras analizar todas las posibilidades, el consistorio ha propuesto una solución que cuenta con el visto bueno del Consell. «Para no perder un tiempo que no tenemos, hemos decidido dividir la ejecución del proyecto en dos fases», explica. A la primera destinarán la totalidad del presupuesto actual y en ella construirán el puente. En la segunda, culminarán la actuación con la urbanización de las aceras y demás elementos pendientes.

"Para no perder un tiempo que no tenemos, hemos decidido dividir la ejecución del proyecto en dos fases"

Tania Baños - Alcaldesa de la Vall

decoration

El dinero para hacerlo posible será el de la subvención del Ivace para modernización de áreas industriales que el municipio pedirá en el 2023. Este año la Vall ha recibido 400.000 euros por esta vía. Aunque Baños introduce un matiz: «Si el Ayuntamiento tiene que aportar una parte, se hará con cargo al presupuesto del año que viene, porque es una prioridad inaplazable».

De acuerdo con este plan, el procedimiento solo se demoraría unas semanas, las que se requerirán para adaptar el actual proyecto técnico a las dos fases de ejecución --un trabajo que ya se ha encargado a la empresa contratada-- e iniciar de nuevo el proceso de licitación, que acortaría plazos habituales, dado que «el pliego de condiciones ya está redactado y solo sería necesario modificar algunos detalles», detalla Baños.

Cálculos municipales

Según los cálculos realizados para salvar este obstáculo inesperado, si el presupuesto de partida del puente está un 23% por debajo del que sería necesario hoy por hoy --según han aportado las empresas-- por los precios de las materias primas que se requieren para su construcción, «un 12% puede entrar en la subvención del Ivace y el resto lo pondrá el Ayuntamiento».

Este cambio requerirá de dos licitaciones y dos contratos. La primera ya está en marcha. La segunda, según la alcaldesa, por los plazos sobre los que se trabaja, «coincidirá más o menos con estas fechas, que es cuando salen las subvenciones del Ivace, lo que nos permitirá empalmarlas». 

Este año hay que ejecutar 500.000 € de la construcción

Otra de las razones por las que el Ayuntamiento necesitaba buscar una solución que no alargara los plazos de construcción del puente industrial es porque, de acuerdo con el acuerdo alcanzado con la Generalitat, con cargo al presupuesto del 2022 deben ejecutarse cerca de 500.000 euros de obra civil, algo que no sería posible de tener que replantear todo el procedimiento por el incremento de los costes.

Baños no descarta que la Vall tenga que hacer alguna aportación en la primera fase.

Compartir el artículo

stats