Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde, la número 2 y el portavoz pasan a los no adscritos y lanzan su propia candidatura para 2023

Estupefacción en Compromís por la renuncia de tres ediles en la Jana y perder la alcaldía

La formación muestra su sorpresa porque "han tomado la decisión sin comunicar nada al partido" y ultima las peticiones que habían lanzado sus exmiembros

Imagen del equipo de gobierno de la Jana. En la derecha, el edil socialista y los otros tres, con el alcalde con la vara de mando, son los tres exCompromís Mediterráneo

Las sorpresas que de vez en cuando depara la política hicieron ayer parada en la Jana, con un impacto directo en Compromís, que pierde una de las seis alcaldías que tenía en Castellón. El munícipe, Domingo Tolós; la teniente de alcalde, Sandra Monterde, y el portavoz del equipo de gobierno, Àlex Vilanova, anunciaron que abandonan la formación nacionalista y pasan al grupo de no adscritos. Los tres, junto a Ismael Vilanova (PSPV), conforman el equipo de gobierno en el municipio del Baix Maestrat, tras el acuerdo alcanzado en 2019 y reeditando el que tenían desde el 2015. El PP tiene tres concejales.

Los tres exCompromís avanzaron que impulsarán para las elecciones municipales del 2023 una agrupación de electores, «en la que la lucha contra la despoblación --la localidad tiene poco más de 650 vecinos-- será eje central».

Argumentos

Respecto a los motivos de dar este paso, apuntaron en un comunicado que «hay que dar otra forma al proyecto político que se inició en 1999, primero como Bloc y después como Compromís. Esta nueva manera de hacer tiene que estar más arraigada a las reivindicaciones de la nueva ruralidad para ofrecer una alternativa y otra manera de hacer política a la de los partidos tradicionales, y ser capaces de mejorar la calidad de vida de los vecinos». 

Además de otros argumentos, con críticas a la «ideología ecologista urbanocéntrica» o a los «macroproyectos de energías renovables al servicio de las grandes eléctricas», así como sentirse «excluidos», los tres ediles centran sus reproches al fondo antidespoblación. «Llevamos tres años luchando para modificar los indicadores establecidos por el Consell, que discriminan pueblos con términos pequeños como el nuestro, y dejan sin subvenciones al consistorio y sin desgravaciones fiscales a vecinos y empresas», afirmaron. 

Valoración de Compromís

Por su parte, fuentes de Compromís manifestaron que «han tomado la decisión sin comunicación previa al partido». Además, destacaron que «sorprende cuando desde Compromís se trabajaba con ellos al máximo nivel para cambiar el modelo de las ayudas antidespoblación». Recordaron que «hace menos de 15 días», propiciaron una reunión entre Tolós y el secretario autonómico de Hacienda, Fran Gamero, para readaptar los criterios. De hecho, el grupo parlamentario en Les Corts tiene un borrador con esas demandas. Además, iban a celebrar un encuentro con responsables de Compromís en la Diputación para tratar futuras mejoras hídricas.  

Le quedan cinco alcaldías a Compromís en la provincia

Con el abandono de Compromís de los tres concejales del ejecutivo de la Jana, la coalición pierde un feudo que mantenía desde 2015 y se queda en la provincia con cinco ayuntamientos en los que ostenta la vara de mando: Argelita, Vistabella, Aín, Borriol y Betxí. No obstante, cabe recordar el peso de la formación nacionalista en el pacto progresista de la Diputación, el ‘Acord de Fadrell’, en Castelló, o en consistorios como la Vall d’Uixó, Burriana o Vinaròs, donde cuentan con representantes que forman parte de los equipos de gobierno.  

Compartir el artículo

stats