Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La previsión es que la rehabilitación de la carretera de Miravet esté finalizada en octubre

La Conselleria comenzará esta semana la última fase de las obras de la carretera entre Cabanes y Orpesa

Después de que Obras Públicas acabe su parte, la Diputación volverá a entrar en escena para acometer la última capa de asfaltado e instalar la señalización vertical

Imagen de archivo de la carretera de Miravet cortada, cuya primera fase de las obras finalizó en el mes de mayo. Mediterráneo

Nueva fase de la necesaria y tan reivindicada mejora de la hasta ahora maltrecha carretera de Miravet, que conecta Cabanes con Orpesa, que esta semana volverá a estar en obras. Será el inicio de la segunda tanda de los trabajos que abarca el plan, cofinanciado por la Generalitat y la Diputación, para finalizar la renovación del desgastado firme de la CV-1486, cuyos usuarios llevaban denunciando durante años la inseguridad por los baches y socavones que presenta.

Después de que el gobierno provincial finalizara la primera etapa de la remodelación de la carretera a principios de mayo, ahora es el turno de que entre en acción la Conselleria de Política Territorial y Obras Públicas. Si en la fase inicial la Diputación se encargó de aplicar una capa intermedia de aglomerado de 4 centímetros de espesor y llevar a cabo la señalización horizontal del vial mediante el pintado de las líneas horizontales laterales que delimitan la calzada, ahora la intervención que corre a cargo de la Generalitat se centrará especialmente en las cunetas, que hormigonarán y pavimentarán para reforzar la seguridad vial de la carretera.

Tal como adelanta el diputado provincial de Carreteras, Santi Pérez, son unas tareas que empezarán «en los próximos días», previsiblemente esta semana, y que tendrán un periodo de ejecución de cerca de unos cuatro meses.

Calendario

Durante las obras que acometa la Conselleria dejarán a un nivel más alto las cunetas, de modo que cuando vuelva a entrar en escena la Diputación, que es la que dará el broche final, acometerá la última capa de asfaltado de la calzada para nivelarla con las cunetas. Además, las últimas labores incluyen la instalación de la señalización vertical. 

"Las de la carretera de Miravet son una de las obras de la red viaria de Castellón más importantes del año y de la legislatura para la Diputación"

Santi Pérez - Diputado de Carreteras

decoration

A tenor de los plazos y teniendo en cuenta que ese epílogo de los trabajos no supondrá más de una semana a la Diputación, el diputado estima que la rehabilitación de la carretera de Miravet pueda ser por fin una realidad en el mes de octubre. «El hormigonado de las cunetas es una mejora muy importante para la seguridad vial, ya que permitirá que dos vehículos puedan cruzarse sin problemas», recalca Pérez, que pone en valor que la reforma de la CV-1486 es una de las actuaciones en la red viaria «más destacadas del año y de la legislatura», con un presupuesto conjunto de 1,5 millones entre Consell y Diputación.

El regreso de las obras implicará cortes al tráfico, por lo que el diputado calcula que permanecerá cerrada en lo que queda de junio, julio y agosto, como mínimo, además de durante la semana que en que pondrán la última capa de rodadura.

Compartir el artículo

stats