Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA BRECHA DIGITAL CONTINÚA SIENDO UNA ASIGNATURA PENDIENTE EN EL INTERIOR

Dos meses sin cobertura en esta pedanía de Castellón: los vecinos tienen que ir hasta la montaña para llamar

Desesperados por la situación, el Ayuntamiento reclama ayuda a la Generalitat y la Diputación

Dos vecinos consiguen hablar por teléfono en lo alto de la montaña que rodea sus casas, el punto más próximo donde es posible tener cobertura. Javier Ortí

Los problemas de cobertura móvil y de conectividad con la red de fibra óptica en la Tinença son cada vez más habituales, para desesperación de sus vecinos. La última incidencia de este tipo se da en Coratxar, pedanía de la Pobla de Benifassà, con 17 empadronados y cuatro residentes todo el año. Llevan más de dos meses sin recibir señal de la compañía Vodafone.

Es el núcleo poblacional más alto de la zona y uno de los más altos de toda la Comunitat, a 1.329 metros sobre el nivel del mar, por lo que su término es completamente montañoso.

Ayuntamiento y vecinos se han puesto en contacto con la empresa en reiteradas ocasiones, pero el problema se cronifica y la esperada solución no llega, a pesar de las promesas de la firma de telecomunicaciones. «Llevamos más de dos meses sin cobertura. Nos dicen que los técnicos trabajan en la avería, pero lo cierto es que los días pasan y continuamos igual», denuncia a Mediterráneo el alcalde de la Pobla, David Gil. 

Se trata de una situación que afecta, en especial, a los vecinos de Coratxar, que se ven incomunicados con todo lo que ello supone. En este sentido se expresa el gerente de la Hostatgeria Sant Jaume, Juan Carlos Martínez: «Tenemos que salir del pueblo y andar hasta un punto en concreto de la montaña desde donde cogemos cobertura. Si tenemos una emergencia, no sé cómo lo haremos, es lamentable».

"Tenemos que salir del pueblo y andar hasta un punto en concreto de la montaña desde donde cogemos cobertura. Si tenemos una emergencia, no sé cómo lo haremos, es lamentable"

decoration

Una problemática que, además, complica mucho su día a día. «Gestionar de este modo, por ejemplo, las reservas del hotel es muy complicado», remarca. 

Además, advierte, «la afección no es puntual», pues el año pasado vivieron «un episodio similar». «Nos dicen que ya lo han solucionado, pero realmente los fallos persisten. Tenemos unas infraestructuras absolutamente obsoletas», indica el hostelero afectado. 

Respaldo institucional

Desesperados por esto, desde la Tinença hacen un llamamiento a la Generalitat valenciana y a la Diputación de Castellón para que les ayuden. «Las instituciones superiores son las que tienen el poder y pueden hacer presión sobre estas grandes empresas. A nosotros nos ningunean y no nos hacen caso», clama Martínez, quien espera que desde el Consell les respalden para solventar la falta de telecomunicaciones «de una vez por todas». «Nos merecemos unas infraestructuras dignas, no somos menos que los ciudadanos que viven en grandes núcleos», concluye. 

"Las instituciones superiores son las que tienen el poder y pueden hacer presión sobre estas grandes empresas. A nosotros nos ningunean y no nos hacen caso"

decoration

La carencia de esta tecnología tan necesaria para el día a día es algo recurrente en el interior de Castellón. No en vano, son muchas las localidades que arrastran fallos de conexión frecuentes. En lugares como la Mata, Castell de Cabres o Palanques la cobertura móvil es inexistente en muchos puntos, por lo que el clamor por revertir este conflicto de primera necesidad es unánime entre los alcaldes. Herbers y Ares eran otros pueblos desconectados y han estado sin servicio e incomunicados. Ahora, tras las reiteradas denuncias, ya tienen una red «decente». 

Y es que la brecha digital continúa siendo una asignatura pendiente que hace afecta a la despoblación. Hace unas semanas, Forcall, en Els Ports, denunció que se quedó varios días sin comunicaciones móviles, al igual que la Serratella, que estuvo incomunicada durante al menos cinco días. En este municipio de la Plana Alta la única forma de hablar por teléfono fue buscar un sitio elevado (una terraza o azotea), o salir a la calle en busca de señal. Y no siempre funcionó. 

La Todolella, la oficina sigue en el tejado

Los problemas de cobertura en el norte de Castellón persisten en algunos núcleos, pese a las protestas de los primeros ediles, que en reiteradas ocasiones han denunciado la falta de medios. En este sentido, se pronuncian desde el consistorio de la Todolella, cuyo exalcalde Víctor Milián, se convirtió en noticia de ámbito nacional en marzo del 2021 tras denunciar Mediterráneo que debía instalar su oficina en el tejado de su granja para hacer trámites del día a día municipal.

Víctor Milián, en el tejado de su granja para tener cobertura. La situación sigue igual. Javier Ortí

"Entonces dijeron que lo arreglarían, pero ha pasado un total de 15 meses y seguimos igual"

decoration

Más de un año después, Milián, que sigue como edil, explica que los problemas continúan y que diversas masías del término municipal se mantienen sin cobertura móvil. «Entonces dijeron que lo arreglarían, pero ha pasado un total de 15 meses y seguimos igual», como asevera.

Un déficit que, a su juicio, provoca que sea muy difícil luchar contra la despoblación. «Sufrimos en silencio esta situación que, sin duda, es uno de los principales hándicaps para que nos podamos quedar a vivir aquí», manifiesta. «Tenemos vecinos que viven en masías y no tienen posibilidad de realizar llamadas telefónicas o acceder a la red porque directamente no tienen servicio», reprochó hace más de un año. Y sigue todo igual. 

Compartir el artículo

stats