Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ATIENDE A NIÑOS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL DE TODA LA COMARCA

La Conselleria se hará cargo del centro Creixem en Vinaròs, aunque solo del servicio de 0 a 6 años

La asociación, que anunció el cierre el 1 de julio, estará operativa hasta hacer el traspaso

El Centro de Desarrollo Infantil Creixem, de ámbito comarcal, está en Vinaròs. Javier Flores

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se hará cargo del Centro de Desarrollo Infantil Creixem, ubicado en Vinaròs, antes del mes de octubre. Este espacio atiende desde el 2016 a niños con diversidad funcional de toda la comarca. Con este cambio, se convertirá en el primero de estas características 100% público de toda la Comunitat Valenciana.

Asimismo, los 10 trabajadores actuales se subrogarán con la nueva titularidad y podrán conservar su puesto de empleo. Así lo confirma el presidente de Creixem, Mostefa Bouanati, tras una reunión mantenida con representantes del departamento autonómico.  

El centro informó hace unos días a los usuarios que el 1 de julio la asociación dejaría de ofrecer todos los servicios que estaba dispensando, debido a que no podían asumir más pérdidas económicas. Pero Bouanati asegura ahora que desde la entidad continuarán prestando los servicios a todos los usuarios hasta que la Conselleria asuma finalmente la gestión. Los trámites están muy avanzados y prevén que este traspaso sea efectivo antes de cuatro meses. 

En principio, el Consell dirigirá la sede de Desarrollo Infantil, así como la de Atención Temprana (CAT), enfocada para niños de 0 a 6 años. En esta línea, este recinto social ya tenía un concierto con la Conselleria a través del que atienden a más de 90 niños de esas edades, de las que 55 plazas son concertadas, por lo que disfrutan de las instalaciones de una manera subvencionada. Tras el acuerdo, todas las plazas serán públicas.  

A partir de 6 años, en el aire

No obstante, está en el aire la segunda línea de actuación del programa, en la franja de 6 a 21 años. Atendía (hasta principios del 2020) a más de 50 usuarios y nació de la iniciativa privada de unos padres angustiados por la situación que padecen sus hijos, y de un benefactor, Bouanati, que puso su dinero para montar este centro con el fin de atender a niños necesitados.

Además, esta propuesta se impulsó porque la administración no contempla ninguna línea de ayudas o concierto parecida a la atención temprana, y los niños con diversidad funcional, a partir de los 6 años, tienen que buscar algún centro que cubra sus necesidades y les proporcione las terapias indicadas para ello.   

Precisamente, la gran lucha de Creixem es que las administraciones públicas subvencionen también esta franja de edad, que actualmente está «desamparada». Bouanati afirma que hará «todo lo posible» para que estos usuarios no se queden sin sus prestaciones a partir del último trimestre.  

Compartir el artículo

stats