Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente de la Diputación llama al alcalde de la Pobla y le da su apoyo para buscar soluciones

Vodafone admite la avería en la red de la Tinença de Benifassà, pero desconoce el origen

La compañía reacciona a la denuncia de vecinos de Coratxar y asegura que trabaja en la incidencia

Dos vecinos consiguen hablar por teléfono en lo alto de la montaña que rodea sus casas, el punto más próximo donde es posible tener cobertura. Javier Ortí

Pese a que el problema de cobertura móvil en Coratxar (pedanía de la Pobla de Benifassà) persiste desde hace dos meses y que el año pasado ya se registraron afecciones similares durante cinco meses, la respuesta de Vodafone se limita a decir que hay una avería en la red, pero desconocen el origen. La compañía ha movido ficha tras la información publicada ayer en Mediterráneo, en la que se daba a conocer que los vecinos del pequeño núcleo poblacional tienen que subir a una montaña cercana para hablar con su teléfono móvil. 

«Los técnicos trabajan en ello, pero según los marcadores no tenemos ningún nodo caído, seguimos con las gestiones para encontrar la afección», explicó la firma.

Por su parte, el alcalde del municipio, David Gil, reprocha la «mala calidad» de la infraestructura de la red digital. «Las torres instaladas no dan el servicio que tendrían quedar. Que se dejen de mirar las pantallas de marcadores, que vengan aquí, in situ, y revisen las instalaciones», manifiesta. 

Interés del presidente de la Diputación

También mostró interés por el asunto el presidente de la Diputación, José Martí, quien leyó la noticia en este periódico y a primera hora contactó con el munícipe. «No teníamos constancia del problema. Es un tema que nos preocupa y vamos a estar al lado de los alcaldes», apuntan fuentes de la institución provincial. El primer edil agradece el gesto y señala: «Me ha trasladado el apoyo incondicional de la Diputación y me ha instado para que le notifique si la incidencia no se resuelve rápidamente».

"Las torres instaladas no dan el servicio que tendrían quedar. Que se dejen de mirar las pantallas de marcadores, que vengan aquí, in situ, y revisen las instalaciones"

David Gil - Alcalde de la Pobla de Benifassà

decoration

Ante esta situación, desde el gobierno provincial han movilizado medios para tratar de esclarecer los motivos y el alcance de la situación. En este sentido se pronuncia el diputado de Desarrollo Rural, Santi Pérez: «Nuestros técnicos van a citar a Vodafone para exigir una pronta solución del problema».

Desde la Diputación quieren conocer «cuál es el problema concreto, por qué se ha tardado tanto en poner una solución y hacer un seguimiento de la resolutiva a medio y largo término», exponen. Asimismo, Pérez asevera que han entregado «a las compañías telefónicas una relación con los repetidores que precisan de mejoras», comenta. 

En esta línea, según detalla, han «detectado errores de caída de línea cuando falla la luz. Es importante garantizar la señal aunque sea con generadores». 

Por otro lado, Gil aprovechó la llamada de Martí para solicitar que amplíe el plan de digitalización: «De los núcleos que dependen de la Pobla, Coratxar --con 17 empadronados y 4 residentes todo el año-- queda excluido. Por pocos habitantes que seamos, queremos conectividad como los demás». 

«Así es muy difícil trabajar, sin teléfono estamos muertos»

Desde la Hostatgeria Sant Jaume, establecimiento que denunció los problemas de conectividad que sufre Coratxar, a través de su gerente, Juan Carlos Martínez, ayer compartieron desde sus redes sociales la portada de ‘Mediterráneo’ en la que aparecían él y otra vecina hablando con el móvil desde una montaña. Aprovecharon esta información para reiterar que «así es muy difícil trabajar. ¿Cómo vamos a coger reservas si no funciona el teléfono?. Señores de Vodafone, el año pasado estuvimos 5 meses, este año 2. ¿Alguien puede hacer algo? Sin teléfono, en Coratxar, estamos muertos». 

Compartir el artículo

stats