Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Había fijado la obra al menos hasta 2024

Burriana recula y arreglará los baches del camí Vell de València

Aprueban un plan por 180.000 euros que contempla pavimentar también la Serratella

El consistorio alegaba que el tráfico hacia las obras del nuevo Jaume I era contraproducente para asfaltar el camino. | ISABEL CALPE

El Ayuntamiento de Burriana recula y finalmente arreglará los baches del camí Vell de València tras las reiteradas quejas de los empresarios del polígono. Hace apenas unos días que Mediterráneo se hizo eco de las críticas por el mal estado del vial y denunciaba que, como pronto, actuarían en 2024.

Ahora, la junta de gobierno local ha aprobado el proyecto para pavimentarlo. También mejorarán el de la Serratella, por un presupuesto base de licitación de algo más de 180.000 euros. El plan entra en la larga lista de mantenimiento de vías secundarias que tiene el término municipal.

El consistorio ha reconsiderado su decisión porque la previsión de construcción del nuevo IES Jaume I es muy diferente a la de hace unos meses. El edil de Vía Pública, Vicent Aparisi, indicó que «era inviable rehabilitar la carretera durante el derribo del antiguo centro, ya que la cantidad de viajes de camiones era muy alta e iba a acarrear daños difíciles de remediar».

Además de la demolición y el traslado de escombros, otro factor a tener en cuenta era la cimentación del edificio, que comporta traslado de material pesado junto a movimiento de tierras. Con todo, el esqueleto del instituto ya está configurado, por lo que «creemos que no habrá tanto ir y venir de vehículos y no será contraproducente el asfaltado», dijo Aparisi.

Precisamente, las empresas de la zona reclamaban a través de este periódico que el flujo hacia el Jaume I había disminuido desde hacía unos meses, por lo que no entendían la negativa municipal.

Satisfacción de los empresarios

Los empresarios se mostraron satisfechos y aliviados con la resolución final, ya que los enormes baches suponen un peligro para la seguridad vial y perjudican su actividad diaria. Con todo, manifestaron que su deseo sería que ejecutaran la reforma «lo antes posible», pero aún tendrán que esperar unos meses.

Considerando los tiempos de tramitación administrativa, la adjudicación del contrato llegará en otoño, al que cabe sumar el asfaltado de otros tramos del municipio. En concreto, el presupuesto de 600.000 euros para caminos rurales irá a parar al asfaltado de: La Pedrera, Masquemado, Alquerías de Ferrer, Llombai y partes de Santa Pau y carretera del Puerto.

Compartir el artículo

stats