Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reportaje

20 años de un vial esencial en Moncofa

En 2002, el consistorio decidió transformar el camí la Mar y convertirlo en la avenida Científic Avel·lí Corma

Antes y después del camí la Mar de Moncofa, que pasó a conocerse en 2002 como avenida Científic Avel·lí Corma. MEDITERRÁNEO

La transformación hace dos décadas del conocido camí la Mar de Moncofa en la avenida Científic Avel·lí Corma fue un gran impulso turístico. Aquel antiguo camino solo contaba con dos carriles sin arcén y un pésimo alumbrado, y pasó a ser un gran bulevar, que poco a poco fue poblándose de viviendas y hoy en día es un gran paseo.

El cambio fue sustancial ya que, actualmente, el vial que une el casco urbano con su playa cuenta con dos amplias aceras, un excelente sistema de alumbrado, carril bici y arboleda, además de zonas verdes, como la existente en la parte trasera de la ermita y la que está situada a mitad de camino, en la que hoy en día hay un punto de aparatos de gimnasia biosaludable.

Moncofa es uno de los municipios que más cerca tiene su zona litoral, ya que entre ambas núcleos poblacionales distan unos 700 metros. Es un trayecto menor que en localidades colindantes e, incluso, que el resto de municipios del litoral de Castellón que tienen área urbana y costera.

Revolución en el 2002

La mejora de la unión de ambos cascos urbanos fue la intención del Ayuntamiento de Moncofa cuando decidió, en el año 2002, darle un cambio radical al conocido como camí a la Mar. Un objetivo que se ha conseguido con creces. Pero con el paso del tiempo, aunque la avenida Científic Avel·lí Corma sigue siendo el pulmón y la arteria escogida por muchos conductores, el municipio cuenta con diversas alternativas viarias para acceder a la franja de costa.

Plano aéreo de cómo era el camí la Mar antes de su total transformación hace ya 20 años. MEDITERRÁNEO

Tampoco hay que olvidar que la playa de la localidad tiene una andadura turística que se remonta a los años 50 del pasado siglo, y el entonces camí la Mar era la única vía de acceso a su núcleo, con la peligrosidad que eso conllevaba. Era algo habitual que muchos vecinos fueran a pie hasta la playa, por una calzada que más que una carretera adecuada era un camino. 

Tirón para la construcción

La renovación de este amplio eje propició el interés por la promoción y construcción de viviendas en todo el tramo, de algo menos de un kilómetro, que hoy en día están totalmente consolidadas. En su día, las autoridades locales ya vaticinaron que en pocos años se unirán los dos núcleos urbanos. 

Compartir el artículo

stats