Los vecinos de una calle fronteriza entre dos municipios de Castellón han acabado por tomarse con humor una endémica problemática que sufren desde hace mucho tiempo, prácticamente desde la década de los 50, y que se ha acrecentado en los últimos años cada vez que llega a la provincia algún episodio de fuertes lluvias.

"La calle San Roque, frontera entre Burriana y les Alqueries, tiene el honor de invitarles a las 'Primeras Regatas Nacionales Libres' a celebrar en las próximas lluvias", anuncian acompañando a su llamamiento de un vídeo-denuncia en tono irónico y jocoso tras las lluvias de este lunes, 27 de junio, que en pocas horas dejaron en algunos puntos de Castellón más de 30 litros por metro cuadrado.

"Es una gentileza de Adif, que quiere convertir esta calle en la nueva Venecia, para mayor honra de los ferrocarriles españoles", destacan en el escrito que acompaña el vídeo, haciendo referencia a los efectos que la estación de trenes de Burriana tiene a la hora de inundar la vía pública en esta calle que comparten los municipios de Burriana y les Alqueries. "Los andenes y las vías de la estación hacen de muro y no dejan bajar hacia el mar el agua que se queda estancada en nuestra calle", denuncia José Montagut, uno de los vecinos afectados por estas habituales inundaciones que convierten la calle San Roque en un río con más de 30 centímetros de profundidad.

Según este vecino, los residentes de la calle San Roque han reclamado en multitud de ocasiones tanto a Adif como a los ayuntamientos implicados una solución a esta problemática, "que pasa por realizar un nuevo desagüe que ayude a evacuar el agua cuando hay trombas de lluvia como esta última", explica Montagut, que añade que el problema también se ha detectado en otra zona cercana, en la intersección entre la calle Jaime Chicharro y la avenida José Izquierdo de les Alqueries.

"Nos sentimos abandonados, ya que ni Adif, ni los ayuntamientos de Burriana y les Alqueries han hecho caso de nuestras peticiones. Y hasta la próxima inundación", lamenta Montagut, 'portavoz' de un vecindario que ha ido recopilando los años de 'regatas' en plena vía pública --"la asistencia es gratuita", ironizan--, las más lejanas en el tiempo en 1956 y 1971, pero sobre todo recurrentes "a partir del 2009". "Han seguido en el 2010, 2011, dos en el 2012, otras dos en el 2016, 2017, 2018 y 2022".

La mayor precipitación acumulada desde 1953

Las tormentas registradas este lunes tuvieron una intensidad muy fuerte en la mitad sur de Castellón, y fue el día con más precipitación acumulada en un mes de junio en el observatorio provincial desde el 5 de junio de 1953. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en Vila-real se acumularon 44,6 litros por metro cuadrado; en Castelló 39,2 l/m2; en Burriana 39 l/m2 y en Montanejos, el acumulado fue de 27,8 l/m2. Además, 230 rayos impactaron el lunes dentro de la provincia.