Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Especialmente en la comarca de Els Ports

La brecha digital en el interior de Castellón frena el empleo y acelera la despoblación

Alcaldes y empresas alertan de que la mala conectividad y la falta de infraestructuras adecuadas coartan el progreso local

Manuel Monserrat junto a la antena que, a 300 metros de su masía, les abastece de cable de telefonía fija. En esta posición consigue también cobertura móvil, no así internet. Javier Ortí

Los continuos problemas de cobertura móvil y de la red de internet en el interior de la provincia de Castellón, como ha informado Mediterráneo en reiteradas ocasiones, tienen en pie de guerra a alcaldes y empresarios de Els Ports

Por un lado, los munícipes señalan la falta de infraestructuras de calidad como acelerador de la despoblación. En este sentido se pronuncia el alcalde de Olocau del Rey, Santiago Gasulla: «Las compañías tienen que entender que aunque somos pocos, hoy en día es un bien básico que merecemos igual que los ciudadanos que viven en las grandes urbes». 

En una línea muy similar se expresa su homólogo en la Mata. «Dentro del casco histórico, pese a estar aprobado y anunciado, la fibra tendría que llegar antes de diciembre del 2023, pero lo cierto es que tenemos una conexión deficiente y masías pobladas sin cobertura», ejemplifica Jorge Royo. Una situación que coarta el progreso de las empresas locales. «Tener mejores conexiones sería un avance, se consolidarían puestos de trabajo o se podrían crear nuevas oportunidades», señala Royo.

Idéntica línea defiende el edil de la Todolella Víctor Milián. «Es muy triste que en pleno 2022 aún no dispongamos de una mínima conexión en tantos puntos del interior», lamenta. En su caso, recuerda como más de seis meses después de denunciar la situación que les obliga a buscar cobertura en el tejado, los problemas de conexión todavía persisten. 

Empresarios lamentan problemas para crear empleo

Asimismo, las deficiencias en las conexiones o su inexistencia limitan las posibilidades de crecimiento de las empresas de la zona, según denuncian los propios empresarios. En este sentido se manifiestan desde el sector agroforestal en Olocau del Rey. «Hay zonas del término municipal en las que no tenemos cobertura; con una conexión decente podríamos ser mucho más competitivos», señalan. Un impedimento que limita el crecimiento de las compañías agroforestales. «La comarca de Els Ports es un territorio con un atractivo importante para el sector, si llega la conexión adecuada podríamos generar hasta seis puestos de trabajo en los próximos dos años, pero sin conectividad nos vemos atados de pies y manos», lamenta el sector. 

Una línea similar es la que defiende Lluís Pitarch, quien desde la Mata ha emprendido una agencia creativa de diseño y desarrollo web. «Si tuviésemos fibra óptica, nuestra empresa sería más competitiva», asegura. Una falta de recursos que les impiden hacer procesos con normalidad: «Tenemos contratado internet por satélite, que es la única solución que tenemos. Deberían llegar 50 megas, pero reales son 20, a lo que se suman problemas puntuales que hacen que tengamos que parar durante horas». Es una situación que empuja a retrasar trabajos por falta de señal suficiente. «Trabajos que se pueden hacer en pocos minutos nos cuestan horas, como por ejemplo subir archivos pesados a la web», argumenta.

Desplazamiento de 300 metros para tener cobertura

Los vecinos también denuncian esta tesitura. «Vivo con mis padres en el Mas de les Ombries, en la Mata, aquí no tenemos cobertura y para tener fijo tenemos que tener una antena a 300 metros de la masía para contar con línea», dice Manuel Monserrat. Una situación que preocupa, ya que conlleva un desembolso económico extra. «Cualquier instalación de internet vía satélite es muy cara, es muy injusto», explica. «Para tener conexión a internet tenemos que subir por la montaña más de dos kilómetros, así es imposible ningún teletrabajo», concluye. 

Reclaman la presión de las instituciones a las compañías 

Con todo, alcaldes y empresarios de la comarca de Els Ports claman a las instituciones superiores para que presionen a las compañías telefónicas con el objetivo de mejorar la infraestructura. «Las compañías telefónicas tienen que invertir y ofrecer un servicio de calidad, pero sin la presión de las administraciones no lo harán», concluye el edil de la Todolella Víctor Milián. 


Compartir el artículo

stats