Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

APOYO DE TODOS LOS GRUPOS MUNICIPALES

Unanimidad en la Vall d'Uixó por la reconstrucción del IES Botànic Cavanilles

El pleno aprueba la declaración institucional para urgir la obra del instituto más antiguo de la ciudad

El instituto Botànic Cavanilles es el más antiguo de los tres con los que cuenta la Vall, al ser construido hace 75 años. Mònica Mira

El pleno del Ayuntamiento de la Vall d’Uixó mostró este miércoles las discrepancias del equipo de gobierno y de la oposición en diversos aspectos, pero donde no hubo fisuras y el posicionamiento fue unánime fue a la hora de defender a nivel institucional la necesidad «urgente» de reconstruir el IES Botànic Cavanilles, el centro de formación secundaria, bachiller y ciclos formativos más antiguo de la ciudad, pues fue construido hace 75 años.

Todos los grupos municipales consensuaron un escrito del que se dará traslado a la Conselleria de Educación, en el que exponen que el edificio «ya no reúne las condiciones adecuadas, un hecho que dificulta los procesos de enseñanza y aprendizaje, y la educación integral» de los alumnos.

Polémica

El tripartito anunció recientemente cómo es el proyecto de futuro de este instituto, que pasa por la que consideran una inevitable demolición completa, lo que ha generado cierta polémica en la Vall, puesto que un sector de la ciudadanía defiende que, al menos, se conserve la fachada, al considerar que es un elemento emblemático y patrimonial a preservar.

El acuerdo aprobado ayer recoge, a este respecto, que «los técnicos especialistas son las personas que tienen que decir cómo debe ser el proyecto del nuevo instituto sobre la base del plan de necesidades del que dispone ya el Ayuntamiento y que ha sido aprobado por la Conselleria de Educación».

El mismo texto expone una cuestión esencial con el que dar por zanjado el debate de si hay que conservar algún elemento arquitectónico o no. Precisan que en el diseño del nuevo instituto se dará «prioridad a las necesidades educativas sobre cualquier otra circunstancia no imperativa». Todos los grupos políticos con representación municipal están de acuerdo en este extremo.

Una necesidad de presente

La alcaldesa, Tania Baños, incidió ayer en el hecho de que la definición del futuro edificio se ha planteado en un proceso en el que se ha dado participación al cuerpo docente y al AMPA, y remarcó que «la unanimidad política hace patente la necesidad de esta obra».

A su vez, junto al resto del consistorio, defendió que esta no es una propuesta de futuro, sino de presente. Así se ha redactado en la declaración institucional, al remarcar que es una «necesidad urgente» acometer esta inversión.

La Vall impulsa esta iniciativa mientras se avanza en la reconstrucción de otro centro educativo, el CEIP Rosario Pérez, que también será demolido y reconstruido, aunque en este caso el contrato de la redacción del proyecto de ejecución, que será financiado a través del plan Edificant, y también están en marcha otras obras como la reforma interior integral de la Escuela Infantil Sagrado Corazón, gestionada de forma directa por la Conselleria de Educación. 

Compartir el artículo

stats