Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

1.484 SERVICIOS DE RECOGIDA A DOMICILIO DE VOLUMINOSOS EN LO QUE VA DE AÑO

La retirada de trastos 'legal' reduce un 50% los vertidos en la Vall d'Uixó

De 590 abandonos al mes en el 2021, en lo que va del 2022 la media no llega a 300

El Ayuntamiento refuerza el servicio para acabar con los trastos en la calle. Mònica Mira

El servicio de recogida de voluminosos bajo demanda ya está dando resultados en la particular batalla que el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó mantiene desde hace años con el abandono de trastos en la vía pública. Así lo confirman los datos que ofreció este miércoles el concejal de Sostenibilidad, Fernando Daròs, quien afirmó que, en el primer semestre del año 2022, comparado con el último del 2020, los vertidos ilegales en la calle «se han reducido en torno a un 50%».

Sin embargo, el problema no ha desaparecido. El edil no oculta ni quiere edulcorar la realidad, «especialmente en las últimas semanas hemos detectado un aumento de puntos de vertido de voluminosos en el casco urbano». Pero el cómputo global apunta a que «vamos por el buen camino y debemos seguir trabajando en ese sentido, con una intensificación de la intervención policial, que endurecerá la imposición de denuncias».

De casi 600 a menos de 300

Las cifras en el 2020 eran para preocuparse. La media de retirada de puntos de vertido ilegales de voluminosos en la ciudad alcanzaba las 590 al mes. Durante los seis primeros meses del 2022, con el servicio bajo demanda a pleno rendimiento, se han retirado entre 250 y 300 al mes. Son todavía muchos, Fernando Daròs lo reconoce, pero el descenso «es muy significativo».

Otra diferencia sustancial es la que tiene que ver con los vecinos que hacen las cosas de forma correcta. Del 1 de enero al 20 de junio de este año se han gestionado 1.484 servicios a domicilio.

Hay un margen de mejora. Para el departamento de Sostenibilidad es una prioridad atajar los vertidos ilegales por completo, razón por la cual, «en breve, ampliaremos los medios para la retirada bajo demanda». Asegura Daròs que la empresa concesionaria del servicio de gestión de residuos «ya ha adquirido un segundo camión», que está en proceso de rotulación y adecuación, «y contratarán a dos operarios más». Así, este verano la Vall dispondrá de dos camiones y cuatro operarios dedicados en exclusiva a la retirada casa por casa de los voluminosos.

El edil precisa que cuando se habla de número de retiradas mensuales, «puede ser de una mesa o de un comedor completo», se contabilizan los servicios por puntos identificados o gestionados.

No importa la cantidad

Y precisamente sobre la cantidad de trastos que se recogen en cada salida, Daròs explica que se ha detectado que «hay vecinos que creen que no merece la pena molestar para tirar solo una tabla de planchar o una silla y acaban dejándolo junto a los contenedores». Al respecto de ese tipo de acciones, remarca que «la empresa tiene un servicio específico que se dedica en exclusiva a atender las peticiones vecinales, así que, sea lo que sea lo que van a tirar, han de llamar».

El concejal remarca que ya se ha informado y se ha concienciado, por lo que «el que actúa mal ya no tiene excusa y será multado». H

Compartir el artículo

stats