Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las pérdidas aumentan un 15% el último año

Los animales salvajes causan 10 millones en daños agrícolas

Buitres o enfermedades como la sarna o la tuberculosis afectan a la ganadería, aunque la mayor lacra según AVA-Asaja, son los jabalís.

Los daños que sobre todo jabalís y otros animales salvajes generan en el campo ya tienen cifra: 10 millones de euros. MEDITERRÁNEO

Las pérdidas que los animales salvajes han ocasionado a la agricultura y la ganadería en el último año han aumentado un 15% respecto del anterior en Castellón hasta ascender a los 10 millones de euros, según datos de AVA-Asaja. Entre las amenazas más preocupantes para los cultivos destacan la que suponen los jabalís por su proliferación «descontrolada».

Esta misma semana, un productor de melones de marjal de Nules, el Panollo, denunciaba que los suidos le han echado a perder esta campaña hasta 1.000 kilos de fruta, al arrasar tanto con las piezas listas para recolectar como con las plantas.

Un día después, una propietaria de la Vilavella advertía que los daños que está sufriendo este año en sus terrenos de cultivo «no los había visto antes». Porque el problema no es nuevo, pero todos coinciden en que, sin duda, «va a más».

Datos globales

Desde AVA-Asaja remarcan que este nuevo frente abierto, para una ya de por sí maltrecha agricultura, no es más que un motivo más para desistir al que se enfrentan los productores. Principalmente porque, a día de hoy, no hay solución. O al menos nadie ha abordado una definitiva.

Explica el delegado del sindicato en Burriana, José Vicente Guinot, que hace tres años, en un Consell Agrari Local, en el que estuvieron presentes representantes de la Guardia Civil, ya se trató la necesidad de plantear respuestas urgentes.

Y lo expuesto no fue nada esperanzador. La realidad es que «los jabalís no tienen depredadores naturales aquí» y en las zonas agrícolas de marjalería «no se pueden cazar». Por tanto, se reproducen y se mueven con total libertad, «destrozando no solo cultivos, también las gomas de goteo».

Desde AVA-Asaja inciden en otras problemáticas vinculadas con animales salvajes, pero que afectan sobre todo a los ganaderos de la provincia: los ataques de buitre; la sarna, que está masacrando a las cabras montesas de Els Ports y que se puede contagiar al ganado o la tuberculosis.

También la «amenaza más reciente, la de la peste porcina africana, que ya está en Europa», explican, a la que ahora se suma la enfermedad de Crimea-Congo en ungulados del norte, a través de las garrapatas, y que puede ser mortal para las personas.

Compartir el artículo

stats