Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PEDIRÁN A LA GENERALITAT UNA REVISIÓN DEL PRECIO PARA EVITAR QUE EL CONCURSO QUEDE SIN ADJUDICAR

El alza de costes paraliza la licitación del IES Ximén d’Urrea en l'Alcora

El encarecimiento de los materiales eleva el presupuesto de las obras a 5,2 millones

Fachada del IES Ximén d’Urrea de l’Alcora, que ve cómo el incremento de precios vuelve a retrasar las obras de ampliación. Javier Nomdedeu

La continua subida de los costes de los materiales es un mal endémico que afecta cada vez a más ayuntamientos. Consciente de esa tendencia, l’Alcora pedirá una revisión de precios a la Generalitat para ampliar y mejorar el instituto Ximén d’Urrea.

Una situación que retrasará el avance del proyecto, ya que el Ayuntamiento calcula ahora que el alza de costes obligará a aumentar el presupuesto al menos en 800.000 euros, lo que, sumados a los 4,4 millones anunciados en un principio, hace que las obras del nuevo recinto, con cargo al plan Edificant, superen los 5,2 millones de inversión.

La razón principal es que, viendo lo que ha pasado en muchos otros municipios de la provincia, el consistorio alcorino quiere asegurarse de que la licitación, una vez la autorice el Consell con los precios actualizados, no quede desierta o que provoque que alguna empresa se eche atrás a los pocos meses por esta situación y deje las obras empantanadas y con los alumnos en los barracones.

Nuevo retraso

En un primer momento estaba previsto que las obras de ampliación del centro comenzaran en el primer trimestre del 2021 y, después, antes de acabarse este curso, y en las vacaciones de Semana Santa trasladarían los barracones a la zona colindante de la campa de camiones donde se realizaba antes la Pascua Taurina. Sin embargo, este importante y reivindicado proyecto encadena ahora un nuevo retraso.

Larga reivindicación

Más de 10 años llevan en l’Alcora reivindicando la ampliación y mejora del instituto para que pueda seguir albergando los ciclos formativos, la ESO y también el Bachillerato para atender no solo a los alumnos de l’Alcora, sino también a los estudiantes de Costur, Llucena, Figueroles o Moró. El Ximén d’Urrea fue inaugurado en 1983 y desde entonces no se ha realizado ninguna mejora, por lo que todas las instalaciones del centro mantienen su estética de hace 40 años. 

La intervención más importante será la construcción de un edificio de planta baja y dos alturas adosado al actual en su ala norte. Contará con seis nuevas aulas, un taller de tecnología, un aula de música, una cafetería nueva, un gimnasio de 323 m² y un porche exterior. El transformador eléctrico será reubicado en otro punto de la parcela del instituto. 

La Real Fábrica no se salva y la puja queda desierta

La obra que no ha podido escapar de este problema transversal del encarecimiento de las materias primas ha sido la Real Fábrica del Conde de Aranda. El concurso público que salió por 1,9 millones de euros para continuar con la segunda fase de las obras del emblemático recinto no se ha podido adjudicar, ya que la licitación ha quedado desierta al no haberse presentado ninguna empresa. Ahora el Ayuntamiento deberá volver a iniciar el proceso.


Compartir el artículo

stats