De Hermanos Navarré se esperaba mucho más en su participación en el Concurso de Ganaderías de les Penyes. Sabido es por la afición que es un hierro que da buenos espectáculos. La plaça del Mercat de la Vall d’Uixó ha sido testigo de ello en el pasado, pero hoy no ha sido el día de sus animales. En el cómputo global, se quedan los últimos en la clasificación general, con unos escasos 125,50 puntos.

Bombito, el toro, contribuyó en mucho a esa caída en la tabla. El menos dispuesto del conjunto de astados, solo recibió 6 puntos. Una valoración demasiado baja en una tarde donde las vacas, salvo contadas excepciones, estuvieron deslucidas pese a ser, según algunos expertos en estas lides, de las mejor prestantadas a concurso hasta ahora.

Al final, en el coso había seres vivos y no máquinas, y una mala tarde la tiene cualquiera, más si cabe cuando la temperatura ambiente no contribuye a mejorar la predisposición. El ganado de corro podría compararse con atletas, y hoy, el equipo de Navarré, ha preferido cogerse las cosas con calma dejando a su propietario sin posibilidades de podium. Mención especial mereció Excursionista, que se ha llevado la mayor puntuación de la sesión con 21,5 puntos.

Alguna de la vaca ofreció momentos brillantes, pero fueron una excepción. J. J. MONTÓN

Una fiesta de todos

Al principio de la Semana Grande, el presidente de les Penyes, Vicent Pitarch, decía que estas eran unas fiestas para todos y una asociación de la localidad ha querido darle la razón de manera especialmente efusiva, cargada de gratitud. Los usuarios de Afaniad llevan desde el sábado participando en pruebas de vacas y tardes de concurso, chupinazo infantil, conciertos, concurso de xarangas...

Los usuarios de Afaniad están participando activamente en la mayoría de los actos programados. MÒNICA MIRA

Desde la dirección de la entidad remarcan la importancia de este tipo de acciones de inclusión en la que «todos están contribuyendo». Prueba de ello es que para quienes tienen alguna discapacidad que les impediría llegar a los cadafales convencionales, la directiva de les Penyes les ha habilitado una plataforma de acceso y así pueden ser uno más, entre barreras, pero sin límitaciones.