Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LA NO EJECUCIÓN DE LOS TRABAJOS ESTE AÑO SUPONDRÍA PERDER LA SUBVENCIÓN

L’Alcora busca cómo financiar el sobrecoste de la Real Fábrica

El Ayuntamiento no asumirá los 600.000 euros de más de las obras, «por responsabilidad»

El alcalde se reunió con técnicos y representantes de los grupos y de empresas para abordar el futuro de la Real Fábrica. JAVIER NOMDEDEU

El Ayuntamiento de l’Alcora quiere seguir adelante con la recuperación de la Real Fábrica, pero no está dispuesto a «hipotecar al pueblo», por lo que no asumirá un coste adicional de, al menos, 600.000 euros, que supondría llevar a cabo en la coyuntura económica actual --con la correspondiente actualización de precios-- el proyecto de rehabilitación de la zona fundacional, siguiente paso dentro del proceso de recuperación y puesta en valor de la emblemática manufactura condal en el que está inmerso el consistorio desde 2017. 

Es la opción «más responsable», destacó el alcalde, Samuel Falomir, pues «de una obra para la que el Ayuntamiento iba a destinar 400.000 euros, pasaríamos a tener que asumir un millón»  

Falomir, junto con la edila de Cultura, Ana Huguet, se reunió ayer con técnicos municipales, representantes de los grupos y de empresas y entidades vinculadas al proyecto para abordar el tema y poner en común la situación

Concurso desierto

Debido a la actual coyuntura económica, ninguna empresa se presentó al concurso para ejecutar la actuación, por lo que se declaró desierto. A partir de ahí, el consistorio procedió a hacer una revisión y actualización de precios, «de la que se deriva un sobrecoste para las arcas municipales de, como mínimo, 600.000 euros.  

El alcalde dejó claro que «no estamos renunciando a hacer realidad este proyecto, ni mucho menos. Se trata de un proyecto clave de futuro para l’Alcora y tiene que continuar, pero con otras condiciones, sin tener que asumir un sobrecoste tan elevado». Y avanzó que se reunirá con diferentes administraciones para seguir buscando fuentes de financiación.  

No ejecutar este año la obra supone renunciar a la subvención del 1,5% Cultural concedida al Ayuntamiento por el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana. No obstante, el alcalde confía en obtener nuevas fuentes de financiación: «Estoy convencido, y voy a trabajar sin cesar para que así sea, de que lograremos ayudas para emprender el proyecto el año que viene sin necesidad de recurrir a un préstamo». 

Compartir el artículo

stats