Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CONTRA LOS INCÍVICOS QUE RESERVAN ESPACIO

Orpesa pone cerco a los ‘okupas’ de primera línea de sus playas

La policía lleva a cabo otro dispositivo aunque con la aprehensión de menos enseres personales y desde el consistorio insisten en que incumplir esta normativa acarrea sanciones de hasta 700 euros

La Policía Local acude a primera hora a la playa para retirar artículos para reservar sitio en la arena. EVA BELLIDO

Orpesa estrecha aún más el cerco este verano a los okupas de primera línea de playa con operativos policiales que velan por el cumplimiento de la normativa, que no permite reservar zona dejando artículos personales ni colocar enseres antes de las 9.00 horas

El último dispositivo fue el jueves y se saldó con una veintena de objetos requisados. No obstante, esto denota que sigue esta práctica incívica y desde que se actualizara la ordenanza, además, ilegal, estas acciones policiales están teniendo efecto y cada vez son menos los artículos confiscados. Concretamente, la Policía Local retiró, con la ayuda de operarios de la empresa responsable de la limpieza, «nueve sillas, seis sombrillas, cuatro toallas y un carrito», según señala el concejal responsable del área de Playas, Jordi Llopis. 

El edil reconoce que se está «incumpliendo con frecuencia la legislación» y es por lo que se llevó a cabo esta segunda actuación de la temporada estival. «Al menos ahora hay una normativa para actuar y sancionar», añade Llopis.

Cada vez son menos los artículos requisados, pero siguen apareciendo. EVA BELLIDO

Todo el material recolectado pasa a ser considerado como residuo, por lo que se tira junto a los demás objetos voluminosos, excepto si se encuentran artículos personales, según explica el concejal. Aunque en esta ocasión, ninguno de los afectados por haber perdido sus pertenencias ha ido al ayuntamiento a reclamarlas, por lo que no se procedió a poner ninguna sanción o denuncia.

Primeras sanciones

En la primera intervención del verano sí que fueron sancionadas tres personas por primera vez desde que se aprobó la nueva ordenanza. Se personaron en el consistorio para reclamar sus objetos confiscados y les salió mal la jugada, porque las autoridades registraron sus datos personales para tramitar la correspondiente denuncia y aplicar las que serán las primeras multas por incumplimiento de la normativa. 

La multa asciende a un importe de 300 euros, con una bonificación del 50% en el pago por hacerlo en los primeros días, recordó el edil de Playas. Si hay reiteración, pueden alcanzar los 700 euros. 

Policía Local y brigada municipal retirando enseres de primera línea de playa. EVA BELLIDO

En ese operativo se llegaron a recoger cerca de un centenar de enseres personales, 57 sillas, 39 sombrillas y un carrito.

Esta práctica incívica lleva muchos años generando una gran polémica en el municipio, con quejas de muchos usuarios que encuentran los mejores lugares ocupados únicamente por enseres. Por este motivo, se optó por elaborar otra ordenanza, que entró en vigor en el 2020. 

Compartir el artículo

stats