Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La memoria en un dibujo

Urban Sketchers (UsK) es un movimiento artístico que consiste en quedar, dibujar espacios urbanos y compartir el resultado en redes que tiene un gran aficionado en la Vall

Dibujo rápido realizado sobre el terreno. MEDITERRÁNEO

Una cámara de fotos forma parte esencial del equipaje de cualquier viajero. De un tiempo a esta parte, los móviles de última generación han tomado el relevo de esa memoria nómada. El objetivo es el mismo: la itinerancia del viajero por pasión requiere de una herramienta que ayude a inmortalizar cada experiencia vivida para poder volver a ella pasado el tiempo, en una simple mirada. Pero hay quien prescinde del álbum de instantáneas y se decanta por fijar esos recuerdos a mano. Es el caso de José Enrique Puchol, guía turístico de la Vall d’Uixó y un urban sketcher, eso sí, casi sin darse cuenta.

Desde el año 2019, cuando se compró un cuaderno de especial calidad y su pareja, Vicente, le retó a llenarlo de sus dibujos, José Enrique no sale de casa sin una libreta con páginas en blanco, una estilográfica y acuarelas.

«Me enseñó a mirar»

Remarca que todo es culpa de su madre, que pintaba «y me enseñó a mirar». También dice que dibujar paisajes y edificios «es terapéutico», pero también es una forma de no olvidar dónde ha estado. Porque no es lo mismo pasar por delante de un monumento, de un paisaje, hacer una fotografía y seguir con el itinerario previsto, que pararse, abrir un cuaderno y dibujarlo.

Esta afición personal, que ha ido a más y de la que ya no puede prescindir, es un ejemplo de Urban Sketcher, un movimiento artístico internacional que cultivan personas que se reúnen para dibujar y compartir los resultados en las redes sociales, que cuenta con varios grupos en Castellón.

Viajar con un urban sketcher es conocer lugares de otra forma, con paciencia, sin prisas. Con el tiempo, Puchol ha aprendido a dibujar más rápido, «ahora uso directamente una estilográfica y, según el caso, doy color con acuarelas en el mismo sitio o después en un pub, tomando un café».

Confiesa que al revisar sus dibujos recuerda con exactitud cuándo los hizo. Al compartirlos, invita a viajar en sus trazos. 

Compartir el artículo

stats