50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EL PROYECTO ACUMULA MÚLTIPLES OBSTÁCULOS

La obras del bulevar se retrasan otros dos meses en Benicarló

Debían acabar este mes, pero ahora habrá que esperar hasta finales noviembre

Las obras del bulevar de la antigua N-340 dificultan el tráfico y suponen un riesgo para la seguridad vial en la zona. Alba Boix

Nuevo capítulo de las interminables obras del bulevar de la antigua N-340 en Benicarló. Cuando parecía que los trabajos, por fin, llegaban a su término, un nuevo retraso obligará ahora a esperar hasta finales de noviembre para ver culminadas las tareas.

Las labores, adjudicadas en marzo a la constructora Aglomerados Los Serranos por un valor de 890.260 euros, tenían un periodo de ejecución de cuatro meses (se retomaron a principios de mayo), pero desde el Ayuntamiento confirman a Mediterráneo que se alargarán más de lo previsto y todavía tardarán dos meses más.

Las obras, que deben convertir en vía urbana un tramo de dos kilómetros de la vieja carretera nacional, suman de este modo otro fascículo en un serial eterno y lleno de obstáculos para el consistorio, agravado desde que la anterior adjudicataria nunca llegara a acabar los trabajos y las abandonara a mediados del 2020.

En total, estuvieron paralizados casi dos años, con las molestias vecinales y los problemas para las empresas que conllevó entonces y siguen conllevando ahora, ya que entorpecen la circulación y suponen un riesgo para la seguridad de peatones y conductores.

Concretamente, el bulevar abarcará el vial que discurre por el cuartel de la Guardia Civil (calle Alcalà de Xivert) hasta la calle Vinaròs (antiguo parque de bomberos).

El proyecto fue presentado en el 2018

El origen de este ambicioso proyecto se remonta a hace cuatro años, cuando la alcaldesa y actual concejala de Urbanismo, Xaro Miralles, lo catalogara en octubre del 2018 como «uno de los programas urbanísticos más importantes para el futuro de Benicarló porque convertirá la carretera en una vía urbana que dará prioridad a los peatones», tal como anunció.

Las obras comenzaron a principios del 2020, pero pronto se torcerían, cuando, por problemas de incumplimiento de la primera adjudicataria (Binaria Compañía General de Construcciones), se pararon y tuvieron que resolver el contrato. Hasta el Consell Jurídic Consultiu entró en escena en verano del año pasado para dar la razón al Ayuntamiento en ese litigio.

Sin embargo, pese a que con la nueva mercantil parecía que las obras llegarían a buen puerto por fin, aún habrá que esperar dos meses más para que terminen.

Compartir el artículo

stats