Si la asociación de peñas taurinas de Almassora (APTA) había hecho un llamamiento este jueves por la mañana para que asistiera la máxima gente posible al minuto de silencio que había convocado el Ayuntamiento a mediodía frente al edificio consistorial, por la tarde lo han hecho multiplicado por dos en una abarrotada plaza Mayor.

Antes de dar comienzo a la jornada taurina, peñistas y aficionados taurinos han demostrado que están para lo bueno y lo malo y se han volcado en masa en otro emotivo minuto de silencio que ha rendido la vila a P. J. L., un residente de 72 años en el Camí Fondo de Almassora, empadronado en Vila-real y nacido en Jaén, que falleció el miércoles en el Hospital General de Castelló como consecuencia de la fractura en la base del cráneo que sufrió tras ser corneado por un toro en la parte posterior del muslo y golpear su cabeza fuertemente contra el suelo.

Un solo de trompeta ha simbolizado el duelo y la conmoción de las cientos de personas que se han congregado en el coso almazorense para disfrutar de la tarde taurina, con el objetivo de tratar de recuperar la normalidad en la programación de las fiestas del Roser.

38

Las fotos de una tarde taurina de Almassora de luto y pasada por agua Andreu Esteban

Tarde de luto pasada por agua

Más allá del sentimiento de luto, la tarde ha estado protagonizada por la lluvia y, aunque el tiempo ha respetado el sentido homenaje de las peñas, el chaparrón ha ido creciendo con el paso de los minutos. Hasta el punto de que al final solo los más valientes, muchos con chubasqueros o paraguas en mano, se han quedado para ver los toros de Jandilla, Torrestrella y José Luis Pereda, cuya actuación se ha visto totalmente condicionada y lastrada por el aguacero.

De hecho, la lluvia ha obligado a suspender esta tarde la jornada prevista del festival Almacadabra y el tardeo con The Lorian.