Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos muestran su preocupación por el cierre del proceso y buscan amparo en el Ayuntamiento

Absueltos los okupas del edificio de Benicàssim al no presentarse la Sareb al juicio

Ningún representante del 'banco malo' se presenta a las cuatro vistas, pese a ser la parte denunciante

El edificio cuenta actualmente con cuatro pisos okupados ilegalmente y se encuentra en la calle Bad Salzdetfurth. Gabriel Utiel

Los okupas que permanecen instalados en los pisos del edificio próximo a la plaza de Los Dolores de Benicàssim han sido absueltos en los correspondientes juicios. El motivo se debe a que «la parte denunciante, la Sareb, no compareció en las vistas», tal y como pudo averiguar Mediterráneo y confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV).

Ante esa situación, el juez dictó sentencias absolutorias en los procedimientos por delitos leves de usurpación de vivienda que se les achacaban y por los que habían sido denunciados. Todas las viviendas okupadas del bloque en cuestión, situado en la calle Bad Salzdetfurth, pertenecen al conocido como banco malo, que en ese momento se estaba encargando de comercializarlos para su venta. 

No obstante, ningún representante de esta entidad se presentó a los cuatro juicios celebrados, uno por cada vivienda okupada, en el Juzgado de Instrucción Número 1 de Castellón. El primero tuvo lugar el pasado 19 de julio y no pudo llevarse adelante por no comparecer nadie de la Sareb. Los otros tres restantes estaban convocados para el 29 de septiembre y tampoco pudieron celebrarse por no comparecer la parte denunciante. Sin embargo, los okupas sí asistieron, de ahí la sentencia absolutoria.

Vecinos del barrio manifestaron su preocupación a Mediterráneo, advirtiendo de la situación de desamparo en la que se quedan ahora. «Ya no hay ningún proceso en marcha que dé la esperanza de que se pueda resolver la situación y restaurar la normalidad. Quedamos abocados a que el Ayuntamiento pueda interferir. Como institución tiene muchas más opciones de definir acciones que resuelvan la situación y de no tener para siempre un edificio okupado en el centro del pueblo», apuntan.

Cuatro viviendas okupadas ahora

Al parecer, actualmente son cuatro las casas que hay asaltadas en esta finca. En febrero llegó a haber siete bajo okupación, del total de 11 seminuevas que hay en el edificio. El inmueble fue asaltado en enero, pese a contar con una puerta antiokupas. Estos pisos no cuentan con luz ni agua, lo que ha podido provocar que algunos hayan abandonado las viviendas y que no se haya asaltado ilegalmente el edificio entero. La comunidad no tiene suministros de alta, por lo que las viviendas no pueden obtener el servicio, después de varios intentos fallidos. Y las compañías tomaron acciones para que no pudieran hacerlo de forma ilegal.

El caso de este edificio okupado en pleno centro del casco urbano se suma a otro que también se produjo en el mismo mes de enero, en una villa adosada de la avenida Mohíno, que fue resuelto.

Compartir el artículo

stats