Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en la zona de confluencia entre las calles Major y Trinitat

Unas obras dejan al descubierto el cementerio musulmán de Moncofa

Las excavaciones también sacan a la luz la muralla medieval y el Portal de Nules

Imagen de los restos hallados durante las excavaciones y que han sido remitidos a un laboratorio para su datación. Miguel Ángel Sánchez

Las obras y excavaciones arqueológicas que han afectado a la zona de confluencia entre las calles Major y Trinitat de Moncofa están en la recta final. Durante los trabajos se ha descubierto una parte muy importante de la historia de la localidad. Jose Albelda, arqueólogo que ha estado presente en estos trabajos, ha manifestado que la intervención «ha permitido avanzar décadas en el conocimiento del desarrollo histórico de nuestra población, sus orígenes y cambios en las fortificaciones a lo largo del tiempo. Algunos datos van a ser revolucionarios». 

De hecho, ya se está trabajando en varias publicaciones al respecto por parte de los arqueólogos Albelda y Lorenzo Carballo, tanto científicas como de divulgación. Albelda indica que, simplificando mucho, «los trabajos han permitido documentar el cementerio musulmán de la alquería de Moncofa en el camino viejo a Burriana con hasta 13 sepulturas, la muralla medieval -y su sistema de construcción- y lo que podemos denominar como Portal de Nules, con una torre anexa a la muralla y varios tramos de muralla construidos en época renacentista a modo de antemuro o barbacana».

Datación de los restos

Además, los arqueólogos informan de que, en estos momentos, los restos óseos de los primeros antepasados (los del cementerio de rito andalusí) están siendo datados para obtener la fecha aproximada de la muerte. Para ello, se han enviado a un laboratorio de Miami. Los resultados de los análisis y datación por radiocarbono (C-14) podrían arrojar mucha información acerca de la fecha en la que los musulmanes se establecieron en Moncofa y, por tanto, el momento en que nació el municipio en el mismo lugar en el que se conoce actualmente.

Las obras se han hecho en la confluencia entre las calles Major y Trinitat. Miguel Ángel Sánchez

Los restos del Portal de Nules, una vez desenterrados y documentados, fueron de nuevo cubiertos con una malla protectora y una gruesa capa de gravas y arena. La intención es preservar los restos arqueológicos para el futuro. A día de hoy, era inviable integrarlos en las calles actuales y dejarlos a vistas debido a la profundidad a la que aparecieron, su grado de deterioro que no aconsejaba dejarlos a la intemperie y por supuesto, debido a que igual que en época medieval, es un punto neurálgico de paso por el municipio y nunca ha habido voluntad de entorpecer el tráfico más que lo necesario.

Ahora se está procediendo a marcar en el pavimento de la esquina la trama de la fortificación medieval y moderna, de forma que, una vez colocados los adoquines, podamos hacernos una idea de los restos que hay en el subsuelo a simple vista. Es un método empleado para la visualización de los vestigios arqueológicos que no están a vistas, y facilita la comprensión de las etapas constructivas y pone en valor el patrimonio y la historia de la zona.

 Atractivo turístico

El alcalde de Moncofa, Wences Alós, ha manifestado que “Moncofa suma a su catálogo turístico, esta nueva propuesta que representa una gran parte de la historia de nuestra localidad, como es la torre que existía en la puerta de Nules, y la excavación y exhumación de los restos de cuerpos árabes que se encontraban adosados a la propia torre y muralla. Pienso que se ha llevado a cabo un trabajo excelente".

Compartir el artículo

stats