Se acabaron los históricos baches y socavones en la carretera de Miravet. Tras años de reivindicaciones de los ayuntamientos de la comarca y de los usuarios, la carretera que enlaza Cabanes con Orpesa reabre al tráfico completamente reasfaltada, después de que la Diputación y la Conselleria de Obras Públicas hayan renovado el desgastado firme de la CV-1486.

Se trata de una "reivindicación histórica", como reivindica el diputado provincial de Desarrollo Rural y Carreteras, Santi Pérez, en la que ambas administraciones han invertido más de 1,5 millones de euros de forma conjunta.

Los trabajos han consistido en establecer dos carriles con un eje central, con tramos de cuneta pavimentada que garantiza así la mejora de la seguridad cuando se cruzan los vehículos. También se han realizado pasos de lomo de asno, cumpliendo la evaluación ambiental establecida para reducir velocidad en diferentes tramos, en los que además existe más peligro por el paso de animales.

Otra foto de la carretera de Miravet, que ha reabierto al tráfico con este renovado aspecto.

Para ello, han aplicado una capa intermedia de aglomerado a lo largo de aproximadamente 6 kilómetros. También se han finalizado los trabajos de señalización horizontal del vial mediante el pintado de las líneas horizontales laterales que delimitan la calzada de este vial.

Tres meses de retraso

Las obras estuvieron divididas en dos fases. La primera, acometida por la Diputación, empezó en abril del año pasado y acabó en mayo, y se centró en la eliminación de los baches y el reasfaltado de unos 6 kilómetros del vial.

La segunda fase, que empezó a principios de verano e involucraba a las dos administraciones (primero Conselleria hormigonó y pavimentó las cunetas, y después la Diputación volvió a actuar para dar la última capa de asfaltado de la calzada y nivelarla con las cunetas), debía haber acabado en octubre, según las previsiones iniciales, pero las labores se han retrasado tres meses más de lo contemplado.

Otra foto de la renovada carretera entre Cabanes y Orpesa.

Agradecen la "paciencia" de los conductores

Se culmina así una obra esperada por parte de toda la comarca, un eje que vertebra el interior con la costa tanto a nivel turístico como de paso de trabajadores de las diferentes empresas. Además, como recuerda Santi Pérez, es una carretera muy utilizada por los ciclistas. El diputado de Carreteras ha agradecido asimismo la «paciencia» de los usuarios habituales, que a partir de ahora «ya contarán con una carretera más segura, sin baches y integrada en un espacio de gran valor ambiental».

Las cunetas son completamente nuevas.

La mejora de la carretera ha sido un trabajo conjunto de la Generalitat, y la Diputación con la colaboración del Ayuntamiento de Cabanes, titular de este espacio. «La unión de las administraciones ha sido fundamental para poder abrir este miércoles de nuevo el tránsito a los vehículos», ha resaltado Santi Pérez.