Pese a la época de falta de lluvias, con esta solución temporal se preserva el monumento

Una histórica fuente de Castellón se reinventa: la ingeniosa fórmula para no malgastar agua

El agua vuelve a fluir de manera constante con un dispositivo que permite ahorro hídrico  

La Fuente de los 50 Caños, en Segorbe.

La Fuente de los 50 Caños, en Segorbe. / Mediterráneo

La ausencia de precipitaciones durante los últimos meses en Castellón provoca una disminución significativa de los niveles de agua en los acuíferos y manantiales. Esta situación climática estaba afectando particularmente a la emblemática Fuente de los 50 Caños de Segorbe, provocando que el agua dejara de emanar por 20 de ellos.

Frente a esta circunstancia, el Ayuntamiento ha implementado una solución para restablecer el flujo constante del agua. Bajo la coordinación de Vicente Bolumar, concejal de Obras y Mantenimiento, han instalado un dispositivo que reduce del diámetro de salida del agua, logrando su distribución por los caños y preservando así la imagen del monumento.

También identificaron varias fugas en el afluente natural, que se han vuelto a canalizar hacia la emblemática fuente. 

La alcaldesa, Mari Carmen Climent, ha visitado la fuente.

La alcaldesa, Mari Carmen Climent, y el concejal Vicente Bolumar han visitado la fuente. / Mediterráneo

La alcaldesa, Mª Carmen Climent, expresa su satisfacción por la medida y destaca que «es de carácter provisional pero efectivo, en respuesta a la falta de lluvias».

Recurso turístico

La fuente tiene una representación de los escudos de las provincias de España y es un punto de referencia turístico y natural, cuya historia se remonta a 1925. 

Por otro lado, tras la autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar, ejecutaron labores de limpieza en el cauce del río Palancia, especialmente junto a la fuente y sus senderos fluviales. Bolumar explica que «las labores han incluido la tala de los árboles muertos y un desbroce cuidadoso para causar el mínimo impacto en la zona».