GRACIAS A UNA AYUDA DEL CONSELL A TRAVÉS DEL PLAN 'CONVIURE'

Un pueblo de Castellón de 110 habitantes transforma su histórico depósito de nieve en un punto de encuentro para los vecinos

Inician las obras para convertir la nevera en un centro de convivencia intergeneracional

Panorámica de la Serratella, cubierta por la nieve, en una imagen de archivo.

Panorámica de la Serratella, cubierta por la nieve, en una imagen de archivo. / Mediterráneo

Nueva medida para luchar contra la despoblación en un pequeño pueblo de Castellón. Se trata de la Serratella, con 110 habitantes empadronados, donde el Ayuntamiento acaba de empezar las obras para transformar el conjunto de edificios que conformaban la antigua nevera en un nuevo punto de encuentro para los vecinos.

Los trabajos tienen un presupuesto de 424.899,30 euros y un plazo de ejecución de 14 meses para convertir este espacio en una zona polivalente de uso municipal.

Las obras para transformar la antigua nevera de la Serratella ya están en marcha.

Las obras para transformar la antigua nevera de la Serratella ya están en marcha. / Mediterráneo

A mediados del siglo XVIII ya estaba en uso

Tal como aparece desgranado en el libro Les neveres de la província de Castell. L'ús i el comerç de la neu a les comarques castellonenques, la primera noticia sobre el funcionamiento de este depósito de nieve data de 1744, dado que ese año comenzaron unas obras para reformar la iglesia de la Serratella que duraron hasta 1947. Se cree que esta nevera debía estar construida entre finales del siglo XVII y principios del XVIII. Según algunas informaciones orales, la histórica nevera de la Serratella dejó de almacenar nieve a finales del siglo XIX.

Según explica la alcaldesa, Itziar Lafita, el conjunto de edificaciones se transformará en el próximo centro de convivencia intergeneracional de la Serratella con la financiación a cargo del plan Conviure 2022 de la Generalitat Valenciana.

La intención, según plasma la memoria del proyecto,  es sumar un edificio en el que "tengan cabida todas las personas en un espacio para poder reunirse, convivir, realizar actividades y al mismo tiempo compartir conocimientos". El espacio que se proyecta en planta baja será un espacio flexible que permita ser usado para cualquier planteamiento sociocultural como conferencias, exposiciones, charlas o reuniones.

Al mismo tiempo, el edificio albergará espacios sociales para los más jóvenes y para los más mayores con todos los servicios que estos requieran, ya que actualmente en la Serratella "no existen y se necesitan espacios diáfanos para destinarlos a fines socioculturales, charlas o conferencias, agrupación de asociaciones o actos similares, ni espacios en el que poder ubicar a los más jóvenes que aun residen en el pueblo y realizar actividades para ellos, ni en el que ubicar a los más mayores", tal como reconoce la memoria.

Las obras se han adjudicado a la empresa UTE Diseño Eficiencia Construcción Orgánica y Airtecics, única constructora que se presentó al concurso público.

Una vez acabada la reforma, el nuevo edificio estará a disposición de asociaciones vecinales y el resto de usuarios de la población, que también encontrarán allí la biblioteca, entre otros servicios.