La Vilavella

Un vecino de un pueblo de Castellón caminará 50 km descalzo por solidaridad

La XXII Pujà en Carro a la Cova Santa, que comenzará mañana con la participación de numerosos carros y jinetes, incluye este año un gesto altruista. 

José Luis Sales lleva desde el mes de julio entrenando para este reto.

José Luis Sales lleva desde el mes de julio entrenando para este reto. / Mediterráneo

En el origen de los tiempos, cuando los futuros humanos eran más simios que homínidos, poco les diferenciaba en lo básico de los animales. La evolución fue estableciendo diferencias, entre ellas la capacidad de elaborar herramientas o confeccionar indumentaria que los protegiera de los agentes externos. En el siglo XXI, mucho se ha andado desde entonces y se podría afirmar que, por esa misma evolución, los cuerpos han dejado de estar hechos para caminar sin calzado. Un vecino de la Vilavella, José Luis Sales, pretende demostrar este fin de semana que cambiar esa norma es cuestión de adaptación. Lo hará en el transcurso de la XXII Pujà en Carro a la Cova Santa. El suyo es un reto solidario con el que se pondrá a prueba físicamente porque, mentalmente, le sobra la motivación.

Su intención es completar andando y descalzo el recorrido habitual de esta marcha en carro o caballo entre la Vilavella y Altura, nada menos que 50 kilómetros en dos etapas. Dice el secretario de la asociación organizadora, Antonio Badenes, que José Luis, «siempre está pensando cosas nuevas», pero cuando les planteó la última, les pilló con el pie cambiado.

Las plantas de los pies de José Luis han acumulado ya 2.000 kilómetros

Las plantas de los pies de José Luis han acumulado ya 2.000 kilómetros / Mediterráneo

Explica Sales que «el cáncer ha afectado mucho» a su familia y esa es la razón por la que quiso vincular su desafío con esa causa humanitaria. La maquinaria de la generosidad se puso en marcha y con la colaboración de la AECC de la Vilavella empezaron a buscar colaboraciones. La idea era proponer que cada patrocinador «abone un euro por kilómetro». Si José Luis logra completar todo el itinerario, como pretende, las 34 empresas que se han sumado a su iniciativa aportarán 1.700 euros.

Transparencia y seriedad

Badenes asegura que han querido dar transparencia y seriedad al reto solidario desde el principio, y por eso estarán acompañados por un verificador externo que atestiguará la distancia realizada por José Luis. Cada patrocinador recibirá un certificado con los kilómetros totales «y realizarán el ingreso a la asociación directamente».

Entre los colaboradores de esta iniciativa habrá personas que velarán por el buen estado físico de José Luis, que no afronta su particular aventura de forma improvisada. Asegura que lleva desde el mes de julio entrenándose. «Los primeros días fue muy pesado y siempre crees que no estás lo suficiente preparado», afirma, pero las plantas de sus pies han acumulado ya 2.000 kilómetros, con el apoyo moral de un gran amigo, José Vicente Recatalá