Un pueblo de Castellón de 70 vecinos vuelve a tener tienda: "Es vida"

Una pareja del pueblo da el paso para garantizar el servicio, después de que los anteriores gestores bajaran la persiana hace dos meses 

Imagen panorámica de Xodos, situado en la comarca de l'Alcalatén, donde durante todo el año viven unas 70 personas.

Imagen panorámica de Xodos, situado en la comarca de l'Alcalatén, donde durante todo el año viven unas 70 personas. / TURISME COMUNITAT VALENCIANA

Los aproximadamente 70 habitantes de Xodos, un pequeño municipio de la comarca de l'Alcalatén, están de enhorabuena.

La única tienda de este pueblo ha vuelto a abrir sus puertas, después de dos meses, cuando los anteriores gestores bajaron la persiana tras más de una década al frente de la misma.

Y su reapertura constituye una medida efectiva contra la despoblación, ya que proporciona acceso a productos básicos, evita desplazamientos y mejora la calidad de vida. Además, fomenta la interacción social.

Ahora, una pareja del pueblo ha decidido dar el paso para garantizar este servicio esencial para los habitantes, la mayoría de ellos gente mayor que no tiene medios para desplazarse a otras localidades cercanas, como Atzeneta, para realizar sus compras. "Es vida para el pueblo", comentan.

"Le damos muchos ánimos a la Moreneta de Xodos", ha agradecido el Ayuntamiento a través de las redes sociales. Y es que ese era el nombre con el que se conocía a la abuela de la nueva gestora, como un homenaje a los antepasados, tal y como explicó el alcalde de la localidad, Miguel Ferrer. 

Imagen de la inauguración de la nueva tienda de Xodos.

Imagen de la inauguración de la nueva tienda de Xodos. / MEDITERRÁNEO

«Es muy importante tener estos servicios en el pueblo para darle vida. Apostarán por los productos locales y abastecerán a otros establecimientos», añade Ferrer.

Tener una tienda en un pueblo de 70 habitantes es una medida efectiva contra la despoblación. Proporciona acceso a productos básicos, evitando desplazamientos y mejorando la calidad de vida. Además, fomenta la interacción social y crea empleo local, fortaleciendo la economía y arraigando a los residentes en su comunidad.