NUEVO LIBRO

L'Alcora, 'el lugar de las doce batallas'

Agustín Pacheco, un teniente coronel extremeño y afincado en Madrid, dedica su nuevo libro a dar a conocer unos hechos históricos acontecidos en la capital de l’Alcalatén que «han pasado casi desapercibidos para la historiografía»

Agustín Pacheco Fernández posa con el nuevo libro que ha publicado.

Agustín Pacheco Fernández posa con el nuevo libro que ha publicado. / MEDITERRÁNEO

L’Alcora, siglo XIX. En tan solo cuatro décadas, millares de hombres se enfrentan en el mismo campo de batalla hasta en doce ocasiones.

Un caso «sorprendente, insólito e inadvertido hasta la fecha» en el que ha querido profundizar en un libro Agustín Pacheco Fernández, un teniente coronel especialista en mecánica de armas, quien, tras participar en misiones por medio mundo, decidió dar un nuevo rumbo a su vida profesional y dedicarse a una de sus pasiones, la historia militar.

Autor o coautor de más de una quincena de libros y catálogos, Pacheco explora en su última publicación, l’Alcora, el lugar de las doce batallas, editado por el Ministerio de Defensa, «las motivaciones estratégicas y el obcecamiento táctico de algunos jefes militares» que convirtieron a la capital de l’Alcalatén en «un matadero de mozos imberbes y curtidos veteranos procedentes de medio mundo».

Elementos poco comunes

No obstante, además de ahondar en los elementos puramente bélicos e históricos, también ha querido incluir «otros aspectos omitidos recurrentemente en los libros de historia», como la niebla, la lluvia, el inclemente calor y absoluta escasez de agua, altas montañas e inhóspitos secarrales, miseria, resignación, agotamiento, compañerismo, entusiasmo y olvido. «Porque la guerra también es eso, y no solo disparos y panegíricos acomodados en un papel», dice.

Portada del libro.

Portada del libro. / Mediterráneo

¿Por qué escribir de l’Alcora?

Entre las motivaciones que le animaron a fijarse en esta etapa histórica y concretamente en l’Alcora, Pacheco, un extremeño afincado en Madrid enamorado de la provincia de Castellón (veranea en Torreblanca), cuenta que en el verano del 2019 visitó varias veces la localidad alcorina para, tal como relata en la introducción de su libro, observar e inspeccionar uno de los campos de batalla donde habían combatido los zuavos.

Al leer las cartelas explicativas que se encontraban en una de las obras defensivas y uno de los catálogos disponibles en el Museu de la Ceràmica, detectó que contenían «significativos errores». Ello, unido a hacer un Máster Universitario en Historia Militar de España, le incentivó a investigar sobre unos hechos ocurridos en la población, «que han pasado casi desapercibidos para la historiografía». 

Pacheco define este proyecto como «una aventura enriquecedora», que inició «expectante e ilusionado» y disfrutó «como lo hace un niño feliz». «Una aventura cultural y humana en la que he aprendido mucho y he conocido gente extraordinaria y, en definitiva, en la que he saboreado cada enseñanza, cada consejo, cada descubrimiento de un legajo olvidado, cada pista hacia un nuevo camino, o cada charla amigable con alguien que compartía la misma pasión que tú», ya que «el premio es el camino y no la meta».

Deseos personales

Como deseos personales, le gustaría que su libro pudiera servir de modelo a aquellos estudiantes que tienen en ciernes la presentación de un trabajo final de máster (TFM) sobre historia militar. Aunque sobre todo le encantaría que en un futuro cercano «los historiadores profesionales y las autoridades competentes se den cuenta de la potencialidad arqueológica, cultural y económica que tendría la sierra de l’Alcora, el lugar de las doce batallas», concluye.