Peñíscola urge al Gobierno endurecer la ley para acabar con el ‘top manta’

El alcalde exige al Ejecutivo que intervenga para poner coto a una problemática «global» que se acentúa sobre todo en verano

Aunque aún no ha llegado el verano, el pasado fin de semana varios ‘manteros’ ya instalaron sus productos ilegales por el paseo marítimo de Peñíscola. La presencia de estos vendedores irá a más los próximos días.

Aunque aún no ha llegado el verano, el pasado fin de semana varios ‘manteros’ ya instalaron sus productos ilegales por el paseo marítimo de Peñíscola. La presencia de estos vendedores irá a más los próximos días. / Alba Boix

Ante el inminente inicio del verano, Peñíscola se prepara para recibir a miles de turistas, visitantes y vecinos con segunda residencia. Una nueva temporada estival que conlleva, un año más, el aumento de vendedores ambulantes de productos ilegales (top manta) en sus calles, que se concentran especialmente en el paseo marítimo y en la zona de Peñismar. 

Ante este fenómeno, las fuerzas de seguridad se unen para desarrollar acciones disuasorias que no afecten a la seguridad ciudadana, aunque el alcalde, Andrés Martínez, tiene claro que poco pueden hacer como consistorio a nivel local. «La solución al problema no la tienen los ayuntamientos ni la Policía Local, es una problemática global y, si no se hace algo a nivel estatal, endureciendo la legislación y controlando la llegada de este tipo de productos a las aduanas, es prácticamente imposible que, desde el ámbito local, se pueda resolver», denuncia

Considera que lo único que pueden hacer es «poner parches a un problema internacional y hasta que el Gobierno central no tome cartas en el asunto» estarán trabajando «en precario», afrontando una situación que, de entrada, es consciente de que no pueden combatir «al cien por cien». De esa forma, lo que está en su mano es «combatir policialmente».

Intervenir en Semana Santa

Desde la Policía Local de Peñíscola apuntan que este año hicieron operativos en Semana Santa conjuntamente con la Guardia Civil. Incautaron unos 1.000 artículos ilegales y fue «un operativo muy eficaz», añaden las fuentes policiales, a la vez que remarcan que es «importante intervenir en Semana Santa de forma contundente» para disuadir a los vendedores antes de que llegue el verano. 

Artículos del top manta en la costa de Peñíscola.

Artículos del top manta en la costa de Peñíscola. / Alba Boix

A pesar de esto, coinciden en que la problemática «está mal planteada» a la hora de ponerle coto y recuerdan, como publicó Mediterráneo, que tienen contabilizados a unos 180 manteros que operan en la Ciudad en el Mar

«16 policías menos»

A la falta de mano dura del Gobierno contra este asunto se une la escasez de efectivos para poder hacerle frente desde el propio municipio. «Desde el 2017 somos 16 policías menos en verano», aseguran desde la Policía Local. Aun así, aunque el Ayuntamiento no puede contratar refuerzos debido a la legislación actual, el consistorio destina recursos para compensar la plantilla con horas extra y realizar los operativos especiales. 

Según plantearon en la junta local de seguridad celebrada hace unas semanas, hay predisposición de la Guardia Civil para colaborar con los efectivos locales. El alcalde enfatiza en que los operativos de Semana Santa fueron «muy bien» y durante el verano desarrollarán los que estimen «oportunos». «La temporada estival se plantea con los recursos que disponemos y con las competencias que tiene el municipio», afirma Martínez.

Ley de la oferta y demanda

Varios propietarios de establecimientos comerciales en la localidad afean que se trata de una cuestión relacionada con la oferta y la demanda. «Si no hay quien compra, no hay quien vende, es así de sencillo», explica la encargada de un comercio local. «Me pongo nerviosa cada vez que paso por delante y veo gente probándose zapatillas de imitación que, encima, son de mala calidad», lamenta. 

Suscríbete para seguir leyendo