RIESGO OCULTO

Incendios por rayos: Se multiplican los avisos por fuegos provocados por la tormenta eléctrica en la provincia de Castellón

Al tocar el suelo afectan a árboles o rocas en cuyo interior, en condiciones adecuadas, se reproducen las llamas horas e incluso días tras el impacto

Vídeo: Los agentes medioambientales trabajan de un incendio provocado por un rayo en Arañuel

Mediterráneo

Dicen que tras la tormenta, llega la calma, aunque no siempre. La mañana de este domingo ha sido especialmente ajetreada para los servicios de emergencias. Los avisos por incendios por rayos latentes se han multiplicado e incluso han llegado a activarse medios aéreos en el caso de un fuego detectado en Artana. El terreno mojado, los avisos tempranos y la rápida respuesta han evitado que las llamas hayan ido a más.

El fenómeno meteorológico que soportó este sábado la provincia se caracterizó por las importantes precipitaciones en algunos municipios —hasta 50 litros por metro cuadrado en Aín—, pero también por la gran cantidad de rayos que tocaron tierra. Un riesgo inminente, pero también latente, porque no todas las descargas tienen consecuencias inmediatas. Buena prueba de ello es lo que ha sucedido este domingo, horas después de la tormenta.

Cantidad de rayos caídos en la provincia de Castellón el sábado 6 de julio.

Cantidad de rayos caídos en la provincia de Castellón el sábado 6 de julio. / MEDITERRÁNEO

Hasta en tres ocasiones se ha movilizado a los servicios de prevención y extinción de incendios, aunque los avisos han sido más numerosos. Uno de los fuegos por esta causa se ha identificado en Artana y han llegado a movilizarse medios aéreos. En este mismo municipio se ha producido un segundo incendio en otro punto. El tercer fuego de más entidad se ha producido en Arañuel.

Incendio provocado por un rayo en Arañuel.

Incendio provocado por un rayo en Arañuel. / AGENTS MEDIAMBIENTALS

El peligro y la alerta por posibles reproducciones no se acabará hoy. Como explican desde la asociación Agents Medioambientals, «el fuego puede hacerse visible horas, días e incluso semanas después». La energía del rayo puede permanecer latente y hacerse visible cuando las condiciones son más propicias para su propagación, aunque no todos los impactos acaban en fuego.

En estos casos, la colaboración ciudadana puede ser determinante. Así ha sido, de hecho, en los casos más significativos de este domingo. Aseguran que en uno de los incidentes, ha sido un vecino el que al descubrir que había fuego, como tenía una manguera cerca, lo ha extinguido por su cuenta, después de avisar a Emergencias. Los agentes medioambientales solo han tenido que asegurar que el peligro había desaparecido.

Riesgo activo

Otro de los fuegos lo ha localizado un ciclista. Su rápido aviso ha sido crucial para responder con agilidad.

Habrá que estar bien atentos los próximos días, bien lo saben quienes vigilan los montes, quienes reconocen que tan peligroso como la ausencia de lluvias y un monte seco, lo son una tormenta eléctrica y sus consecuencias, dado que, a menudo, los incendios por rayos suelen producirse en zonas de difícil acceso, lo que dificulta su labor. Así ha sido en uno de los conatos de este domingo aunque, como se ha mencionado, esta vez no ha acabado en incendio forestal.