Almassora renueva y acondiciona señalética en caminos de la playa para mejorar la seguridad

Se han instalado nuevos badenes para poder controlar la velocidad de los vehículos que circulan por estos viales

Imagen de los nuevos badenes instalados.

Imagen de los nuevos badenes instalados. / Mediterráneo

El Ayuntamiento de Almassora ha llevado a cabo tareas de mantenimiento y adecuación de señalética en el camino Benafelí, la Mar, Catalans i Om Blanc para mejor la seguridad en estos viales que son muy transitados, especialmente, durante la época estival. De todos modos, en la zona de la playa residen cerca de 3.000 vecinos durante todo el año.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Silvana Rovira, ha explicado que se han instalado nuevos badenes para poder controlar la velocidad de los vehículos que circulan por estos caminos, así como un radar pedagógico en el camino Om Blanc que marca la velocidad a los conductores para recordarles que no pueden pasar el límite fijado en 30 kilómetros por hora al tratarse de una vía de un único carril por sentido de circulación.

“Vecinos de Om Blanc nos han trasladado su preocupación por la elevada velocidad a la que circulan algunos vehículos en un camino que es residencial, por esto, hemos colocado este radar informativo para que los conductores sean conscientes de, si sobrepasan el límite de la vía, la obligatoriedad que tienen de aminorar la marcha”, ha explicado la concejala.

De igual modo, desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana se han acondicionado los dos aparcamientos públicos de la playa que hay en el parque de Pitillo y en el parque de Tramuntana. En el caso del primero, se han añadido 17 nuevas plazas y dos de movilidad reducida. En el segundo, se han pintado 58 plazas, se ha reordenado el tráfico y se han colocado señales.