El Ayuntamiento inicia la tramitación para ponerla en marcha

Los futuros espigones propician crear una nueva playa en el litoral de Moncofa

El arenal, el séptimo en la localidad, abarcará desde la desembocadura del río Belcaire hasta el límite con Xilxes en un tramo que es una zona naturista

La playa del municipio de Moncofa.

La playa del municipio de Moncofa. / Miguel Ángel Sánchez

Moncofa inicia la tramitación para crear la séptima playa en su litoral. El futuro arenal abarcará desde la desembocadura del río Belcaire hasta el límite con la playa de Xilxes. Actualmente, este tramo, que tiene cerca de dos kilómetros de extensión, cuenta con dos playas: Beniesma y l’Estanyol.

Sin embargo, ante el cercano inicio de construcción de espigones y la consiguiente regeneración de todo este tramo (sin ir más lejos, Mediterráno contó ayer que Costas ha licitado la redacción del proyecto para alzar escolleras en las playas de Masbó y el Grao), el Ayuntamiento ha estudiado y considerado oportuno la creación de un nuevo arenal. Se llamará La Torre y contará con unos 300 metros de longitud. A ella le seguirán las dos playas nombradas antes.

El alcalde, Wences Alós, explica que han iniciado los trámites para que, «cuando esté consolidado el proyecto de regeneración de este tramo de litoral, en el que construirán diversos espigones y las playas cambiarán por completo su fisonomía», Moncofa estará preparada para «dar en esta zona un salto turísticamente hablando». Y adelanta que, llegado el momento, «harán las gestiones para poder optar a una bandera azul más, que se sumará a las cuatro que tiene la localidad», que son El Grao, Pedra Roja, Masbó y l’Estanyol.

Aumento de servicios

Aunque actualmente este tramo de litoral cuenta con servicio de vigilancia y socorrismo, así como de limpieza diaria, ya que es el intervalo catalogado como playa naturista, «en su momento se verán aumentados los servicios, dado que estaremos hablando de una playa que sumará tranquilidad», añade.

Se trata de lo que en un futuro será la fachada de la urbanización Belcaire Sur, es decir, punto directo para los usuarios que contarán con propiedades en esta zona que actualmente se puede denominar todavía como virgen. El primer edil añade que, con la nueva reestructuración de estas playas, ubicarán la microrreserva de l’Estanyol «dentro de su demarcación, y no como ahora que se encuentra fuera del tramo que da su nombre», apunta Alós.

De forma paralela, el Ayuntamiento ha adecentado unos veinte solares, de distintas dimensiones, para destinarlos a estacionamiento de vehículos, dada la dificultad de encontrar aparcamiento en los meses de verano en la playa de Moncofa, que alcanza los 45.000 habitantes y en las zonas más céntricas muchas edificaciones no cuentan con párking subterráneo.

El concejal de Urbanismo, Luis Ángel, reivindica que en total han habilitado 400 plazas de párking: «Los conductores cuentan con diversos puntos para dejar el vehículo. Estos espacios están muy cerca de la avenida Mare Nostrum, tanto en la parte norte como en la sur, pero que están relativamente cerca de la primera línea de playa para facilitar el aparcamiento». 

Suscríbete para seguir leyendo