La segunda edición de Ningún hogar sin alimentos, impulsada por la Fundación la Caixa, con el apoyo de CaixaBank, cierra con un total de 2,2 millones de euros recaudados. Con este importe se han conseguido 2.386 toneladas de alimentos básicos, que se distribuirán entre los 54 Bancos de Alimentos asociados en la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL). 

En concreto, la Comunitat Valenciana ha conseguido 146.747 euros. De esta forma, más de 45.000 personas en situación de vulnerabilidad tendrán una alimentación básica garantizada durante todo el verano.

El objetivo de la campaña Ningún hogar sin alimentos en favor de los Bancos de Alimentos es ayudar a las personas más afectadas por los efectos colaterales de la covid-19 que recurren a las casi 8.000 entidades sociales colaboradoras para solicitar alimentos. Como respuesta a la buena acogida de la campaña y a la acuciante necesidad, la Fundación la Caixa decidió aportar un millón de euros adicional a la iniciativa, sumando un total de 2,2 millones de euros. 

Fundación 'la Caixa' y CaixaBank recaudan 146.747 euros para los Bancos de Alimentos de la Comunitat Valenciana

Emergencia social

Las personas en situación de vulnerabilidad cada vez se enfrentan a un panorama más complicado debido a la pandemia. «Debemos apoyar a quienes más lo necesitan. Con el éxito de esta acción solidaria demostramos que juntos somos más fuertes, y gracias a los granos de arena aportados, miles de familias recibirán ayudas de alimentos. Solo así, unidos, lograremos erradicar la pobreza», dice Isidro Fainé, presidente de la Fundación la Caixa. Según la FESBAL, la demanda de ayuda aumentó un 50 % tras el comienzo de la pandemia y los bancos de alimentos atendieron a medio millón de ciudadanos más que el año anterior. Asistieron en total a 1.560.000 personas, de las cuales 360.847 eran niños de hasta 14 años. 

Canales electrónicos

Esta entidad también ha detectado que el perfil de las personas que acuden se ha ampliado: ahora, quienes necesitan alimentos ya no son únicamente personas en situación de pobreza severa, sino también familias que antes de la crisis tenían rentas medias o bajas, y parejas jóvenes que han perdido sus empleos debido a los ERTE y ERE de las empresas.

Frente a este panorama, aunque la campaña ya haya finalizado, los canales electrónicos continuarán activos hasta el 31 de agosto. Todo aquel que lo desee puede colaborar vía Bizum, con un donativo al número 38014.