El PP aprobó ayer en el pleno de las Corts la ley de consejos sociales de las universidades públicas valencianas, mientras que todos los grupos de la oposición votaron en contra. Según el PP, la ley "reconoce la autonomía universitaria e incorpora a la sociedad a la universidad" a partir de la premisa de que la universidad "no es de la comunidad universitaria".

Los grupos de la oposición consideraron que la ley es "intervencionista" y en algunos aspectos atenta contra la autonomía de las universidades.

El PP dice que la ley pretende lograr "mayor representación de la sociedad en estos organismos y potenciar su papel como órganos universitarios de participación social".

Con la nueva ley se quiere diversificar la representación social en los consejos, reforzar la competencia de control económico y supervisión del rendimiento de las universidades, y clarificar competencias.