El conseller de Bienestar Social, Rafael Blasco, aseguró ayer que la Generalitat destina a políticas sociales "tres de cada cuatro euros de su presupuesto" y que un millón de valencianos se benefician de los servicios sociales que presta su departamento, un 8,5% más que hace un año.

Blasco hizo estas declaraciones durante la presentación del balance de gestión de su departamento en el año 2002, en un acto en el que afirmó que la red pública para la atención de los colectivos más vulnerables "se ha triplicado" y que su departamento destinará durante este año 372,4 millones de euros (61.962 millones de pesetas) a políticas sociales, "frente a los 216,4 (36.006 millones de pesetas) del año 1995".

"Los presupuestos de la Conselleria de Bienestar Social crecen actualmente un 8,7%, por encima de la inflación del pasado año que no llegó al 3%", comentó Blasco.