VALENCIA. La fiscal pidió una multa de 180 euros para el capitán del buque Rainbow Warrior de Greenpeace y de 60 euros para cinco miembros de la organización, acusados de coacción y desobediencia, en relación a la protesta que protagonizaron en el puerto de Valencia. EFE