El Tribunal Supremo (TS) ha rechazado revisar una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que declaró improcedente el despido de un profesor de Educación Física que insultó a varias alumnas, quienes anteriormente se habían dirigido a él con un mote.

El TS desestima el recurso en el piden que lo estudiara de nuevo y tuviera en cuenta una sentencia penal que condenó luego al profesor por exhibicionismo.