El conseller de Infraestructuras y Transporte, José Ramón García Antón, consideró ayer que "la desalinización y el precio del agua no pueden solucionar el déficit hídrico de la Comunidad Valenciana, porque no son la panacea". García Antón hizo estas afirmacioness en una conferencia sobre el uso y el coste del agua en la Comunidad.

A su juicio, el Ministerio de Medio Ambiente "no tiene ni idea de lo que va a hacer con el agua" y "hasta ahora lo único que ha demostrado es que ignora la realidad hídrica" de la Comunidad Valenciana, que "arrastra un déficit técnico y objetivamente evaluado en torno a los 350 hectómetros cúbicos anuales". El conseller explicó que "la derogación fulminante por decretazo.

Respecto a la desalinización, expuso que es un aspecto dentro de la política integral de agua que defiende la Comunidad, pero, en su opinión, "no es la panacea universal para todos los problemas".