La ponencia encargada de estudiar la posible reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana aprobó ayer por unanimidad la comparecencia de 16 expertos en las diferentes ramas del derecho, con lo que se cierran la lista de comparecencias previstas en este órgano parlamentario, que se elevan a 80.

El listado incluye expertos en Derecho Civil Valenciano, Derecho Constitucional, Derecho Financiero, Derecho Administrativo, Derecho Internacional e Historia del Derecho, entre los que se encuentran el notario Vicente Santonja, el exletrado mayor de las Corts Valencianes, Lluís Aguiló, o el exdirector general de RTVV Juan José Bayona.

La ponencia tiene previsto volver a reunirse el jueves para debatir la propuesta hecha desde el PP para establecer el calendario definitivo para abordar la reforma del Estatuto de Autonomía y para estudiar nuevas formas de implicación de la sociedad civil.

El portavoz del PP en las Corts Valencianes, Serafín Castellano, destacó que por la ponencia pasará un "elenco muy importante y representativo de la sociedad civil valenciana", y expresó la voluntad del PP de trabajar para que exista "la máxima implicación y participación de toda la sociedad para que sepa la importancia que tiene la reforma del Estatuto".

Por su parte, el portavoz adjunto del PSPV-PSOE, Antoni Such, afirmó que su grupo considera que ponerse "un límite temporal estricto" para aprobar una reforma puede "perjudicar el conseguir un buen acuerdo y un buen consenso", por lo que el momento en que haya "una cierta unanimidad" será en el que deberá terminar el trabajo.

CONOCIDO POR TODOS El socialista también defendió que desde su grupo se quiere "una presencia máxima de la sociedad civil valenciana para que tenga conocimiento de qué es lo que van a hacer estas Corts", ya que sería "ilógico que se planteara una reforma del Estatuto sin que fuera realmente conocida por los valencianos".

El portavoz de Esquerra Unida-L´Entesa en las Corts Valencianes, Joan Ribó, afirmó que desde su grupo hay "interés de contar con el tiempo necesario en la ponencia para llegar a un consenso y a un acuerdo", por lo que dan prioridad "a que se pueda hacer un debate serio y lo más amplio posible, utilizando el tiempo necesario, a tener que marcar fecha concreta".

Ribó se mostró convencido de que los grupos podrán llegar a un acuerdo sobre el calendario antes de que la ponencia vuelva a reunirse el próximo jueves.